Un poema, sólo…

Views: 204

Dime que soy yo

El poco mágico ser

Que diseña obstáculos con sólo parpadear,

Es decir,

Sin querer

Inaugurar como en un folclórico hecho

Sin precedentes

Mi lengua que besará el arco iris

En el colmo de la insanía

Con el lenguaje perdido, destruido, innecesario,

Sin sonido, sin alma, sin el poder siquiera

De acariciar como antes, de provocar el sucumbir

Como antes,

Como en los viejos tiempos

Para la corta edad

Como en los últimos

Con olor a crematorio sin marcha fúnebre tocada en marimba

Y así

Como estas palabras drogadas,

Aburridas sin ton ni son ignorando que el lenguaje

Dejó de existir como el

Castigo de un aprendiz de Dios

Que anda por las calles

Dando tumbos o danzando

Dime que soy yo

O quien soy yo

O que hago yo

Y dónde estoy yo

Porque me estoy ahogando

Y el tiempo viene muy pronto

A torturarme,

Como en el Arte de la guerra

En una Rueda del tiempo

Con Noticias del Imperio

En una Conversación en la catedral

Que será como El beso de la mujer araña

Hecha una

Tumba, como La Tumba,

Hecha por Los albañiles,

Que nunca vendrán por mí,

Ni el Poeta en Nueva York

Que no me contesta el teléfono,

Y todo por tu culpa,

Por tu santísima culpa.