URGE PROTEGER LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y NIÑAS DURANTE PANDEMIA COVID 19

Views: 1550

Ante la situación de emergencia sanitaria por el brote del COVID-19, México se enfrenta a una de las crisis más complejas de las últimas décadas. Sin duda la prioridad inmediata es frenar la propagación del virus. Sin embargo, en la atención de esta contingencia el Estado debe garantizar todos los derechos humanos para todas las personas que vivimos en México.

Así mismo asegurar que dicha respuesta tenga un enfoque de género y diferenciado, que garantice también el derecho de las mujeres y niñas a vivir libres de discriminación y violencia, y de acceder a los servicios esenciales de salud sexual y reproductiva que principalmente ellas necesitan.

La atención a la COVID-19 no suspende las obligaciones reforzadas de los Estados en atender las violencias basadas en género que sufren miles de mujeres y niñas, incluyendo mujeres transgénero y personas intersex en la región, y, por el contrario, exige que se tomen medidas más estrictas para minimizar los impactos que esta nueva crisis de salud tiene sobre ellas. Sin este enfoque diferencial, la mitad de la población quedará sin efectiva protección durante la crisis generada por la pandemia, lo que tendrá efectos a largo plazo que persistirán una vez superada la crisis de salud, y llevará a las mujeres y niñas a más exclusión y situaciones de discriminación en el continente americano.

Por ello, es importante exigir al gobierno y a las autoridades para asegurar que todas las respuestas al COVID-19 se ajusten a los estándares internacionales de derechos humanos y que se tomen en cuenta las necesidades específicas de grupos y personas en situación de vulnerabilidad, así como a las personas que corren mayores riesgos.

Los Estados deben atender los múltiples factores de discriminación que exacerban la vulnerabilidad de mujeres y niñas en este contexto, y que les afectan en distinta medida, incluyendo su situación migratoria, quienes requieren protección internacional, el acceso a servicios esenciales que no admiten dilación como la interrupción voluntaria del embarazo, mujeres indígenas, afrodescendientes, mujeres y niñas con discapacidad, defensoras de derechos humanos, mujeres les – bianas y no-binarias, personas intersex, mujeres sobrevivientes de violencia sexual, víctimas y sobrevivientes de trata y mujeres en sectores laborales informales, entre otras.

También es esencial la participación de las mujeres en la toma de decisiones frente a la pandemia y en la formulación de planes de contingencia a ser implementados, y en los diferentes niveles local, nacional, regional y global.

De manera específica y de acorde a lo estipulado por Amnistía Internacional, se propone a el Estado mexicano que lleve a cabo las siguientes acciones durante esta contingencia:

  1. Garantice el acceso al agua, saneamiento y atención médica para todas las personas y en todas las regiones del país.
  2. Salvaguarde los derechos laborales de las y los profesionales de la salud, las personas especialistas en salud pública y personal sanitario.
  3. No discrimine. México es el quinto país más desigual del mundo. El gobierno debe garantizar que las respuestas al COVID-19 no refuercen discriminación de ningún tipo.
  4. Transversalice la perspectiva de género. En México, diez mujeres son asesinadas cada día. Hacemos un llamado al Estado mexicano para que implemente medidas de protección extraordinarias para las mujeres y niñas, ya que las cuarentenas y el distanciamiento social las colocan en mayor riesgo de vivir violencia.
  5. Proteja los derechos de todas las personas trabajadoras, en especial el acceso a la seguridad social. México terminó 2019 con 1.9 millones de personas en desempleo y 15.3 millones de personas que trabajan en la informalidad.

El Estado mexicano tiene la obligación de proteger y garantizar el derecho a la salud de todas las personas. Las y los mexicanos estamos preocupados, y esperamos que reaccionen con decisión. Creemos que deben mostrar liderazgo y deben hacerlo dando prioridad a los derechos humanos en esta emergencia.