Urge reforma de fondo a la Ley Orgánica Municipal: Cuarto regidor

Views: 606

La Ley Orgánica Municipal requiere una reforma de fondo para actualizarla, entre otras cosas, para que los regidores tengan más atribuciones y responsabilidades, y dejen de ser figuras decorativas o comparsas de los presidentes municipales, afirmó el cuarto regidor Arturo Chavarría Sánchez, quien refirió que dicho estatuto es longevo y no responde a las circunstancias políticas, sociales y democráticas de la mayoría de los municipios del Estado de México.

“Los puestos de regidor son una pantomima porque muchos no proponen, ni cuestionan al alcalde y prefieren llevar su cargo con comodidad y sin meterse en problemas”. Asimismo, agregó: “La ley es antidemocrática y no sirve para frenar la corrupción galopante que impera en la autocracia de los presidentes en turno”.

El edil recordó que desde 1917 a la fecha el Congreso mexiquense ha expedido 6 leyes orgánicas en materia municipal, la última y hoy vigente data del 02 de marzo de 1993. Además, esta ley que tiene más de 27 años consta de 170 Artículos de los cuales 105 no han tenido modificación alguna, pese a que ha sufrido 333 reformas, la mayoría de ellas de 2010 a la fecha: la última el 04 de Mayo de 2020.

Chavarría Sánchez indicó que dos de los artículos con más reformas son el 48 que habla de las Atribuciones del Presidente Municipal (23) y el 53 que estipula las de los Síndicos Municipales (17) con 24 y 13 modificaciones, respectivamente; mientras que el Artículo 55, que determina las Facultades de los Regidores, sigue sin modificación alguna a la fecha y sólo establece 7 funciones para quienes ostentan este cargo: I. Asistir a las sesiones del Ayuntamiento; II. Suplir al presidente municipal en sus faltas temporales; III. Vigilar y atender el sector de la administración municipal que les sea encomendado; IV. Participar en las comisiones conferidas; V. Proponer al ayuntamiento, alternativas de solución para la debida atención de los diferentes sectores de la administración municipal; VI. Promover la participación ciudadana en apoyo a los programas que formule y apruebe el ayuntamiento; y VII. Las demás que les otorgue esta ley.

De esta forma –dijo- “los ediles no tienen atribuciones para proponer obras, ni acciones, todo depende de si quiere o no el alcalde y nadie puede obligarlo, desperdiciando las capacidades y el trabajo de los integrantes del órgano edilicio”.

El regidor de Toluca expresó que la falta de actualización de esta ley ha hecho que el 90% de los Ayuntamientos del Estado de México enfrenten problemáticas como: deficiencias en la estructura administrativa y operativa, falta de profesionalización de los servidores públicos, escaza capacidad de gobierno y de gestión, incumplimiento de funciones y obligaciones, nula participación ciudadana en todos los procesos y acciones de la administración pública municipal, distorsión en las atribuciones de los integrantes de los ayuntamientos, incluida por ejemplo la de dotar de atribuciones al secretario del ayuntamiento para suplir las faltas de hasta 15 días del presidente, así como saqueo de recursos de las arcas municipales, corrupción, falta de transparencia y rendición de cuentas e influyentísimo.

Recalcó que no es casual y que esta es una trampa de los “vividores de la política” que se refugian en los poderes legislativo y ejecutivo, y quienes no han permitido una depuración profunda pues saben que de hacerlo terminarían sus privilegios.

“La Ley Orgánica Municipal está hecha bajo el modelo conservador, fue aprobada en los tiempos en los que Gabriel Ezeta Mol encabezaba la Gran Comisión e Higinio Martínez desarrollaba una izquierda simulada,  por lo que urge una reforma que se ajuste a la nueva forma de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Arturo Chavarría reiteró que es ineludible contar con una ley que atiendan las nuevas necesidades y otorgue mayores atribuciones a los síndicos y los regidores con nuevos esquemas de participación en el desempeño del gobierno municipal, pues de ello dependerá que quienes encabecen el gobierno municipal sean los más capaces y dispuestos a trabajar.

Asimismo, añadió, obligará  los partidos políticos a aplicar candados para que postulen a sus mejores elementos, porque “pareciera que muchos regidores fueron becados, no trabajan, tienen muchas faltas o de plano no van, abusando del ordenamiento jurídico que no los obliga.

Muchos de los que llegan fueron recomendados o bien, llegaron por el voto directo de la población a quienes en campaña les prometieron y dijeron que sí a todo, pero una vez en el cargo se les olvida y hasta son cómplices de los alcaldes en el saqueo silencioso y escandaloso de recursos públicos, por lo cual no se puede frenar la corrupción”, finalizó.