YA SABEN LO QUE DICEN…

Views: 500

Que si le hizo justicia?, nadie nos hicimos esa pregunta, simplemente nos olvidamos de alguna fallida competencia entre la realidad y la ficción, simplemente la gozamos, BOHEMIAN RAPSODY, es la celebración a QUEEN,  que si bien no me considero una fanática conocedora de la trayectoria de esta gran banda, imagino que, desde afuera, no se ven las cosas iguales, la idea de contraponer un filme que con ciertos picaportes de la fascinante y aburrida fórmula de cualquier comedia biográfica, en la cual, la estrella viene desde abajo, con inicios poco prometedores, y sigue un camino de aciertos y decepciones, las malas amistades, los excesos, y al final el descubrimiento de la grandiosa virtud de la estrella, a la vida real que está escrita en los libros, no es más que un reto de visión.

 

Esta película no busca ese merecimiento de popularidad, no hay competencia, es como antes ya lo he escrito, un gusto por ver realzada la fastuosa complejidad de QUEEN, las decisiones sobre las canciones, los momentos, las historias desde adentro y la culpa por lo no retratado. El gran acierto de incluir a Rami Malek y darle un justo tinte de Freddie Mercury, la intención trazada, el divertido guardarropa, los gestos románticos y más aún la interpretación  musical.

Escenas consideradas de culto fueron reproducidas para esta cinta, desde un concierto sin precedentes hasta las que son muy poéticas que pudieron diseñar desde alguna frase, verso o gesto del cantante.

 

Sin duda alguna, tantas nominaciones y premios no son coincidencia, tampoco las malas críticas que ha tenido, que si es muy poco para la banda, muy triste para el público o muy corta para lo largo de la vida de Queen, el gusto se rompe en géneros, pero no podemos apartar el excelente trabajo de producción, maquillaje, diseño de vestuario e inclusive fotografía, ya que, sí, había un alguien que imitar, pero también tuvo que tener un algo que lo hiciera merecedor de una esencia extraordinaria.

 

Ya saben a lo que me refiero, a verla por el gusto de entender el lugar que tiene Freddie Mercury, verla por la ansiedad de memorizar la gran actuación de Rami, darle la vuelta a la sana relación que tenemos, todos, con nuestras canciones favoritas.