A MAS DEL DOBLE SUBEN PRECIOS DE CÍTRICOS Y ARTÍCULOS DE LIMPIEZA

Views: 672

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) reporta el avance de la inflación del 15 de diciembre 2021 al 15 de enero 2022, registrándose las siguientes variaciones en los precios de los alimentos de la canasta básica y servicios: limón 180%; cebolla 100%; papa 100%, naranja 64%; tomate 33%, aguacate 21.43%; leche 17.39%; arroz 14.29%; chile serrano 7.69%; entre otros.

Cerramos el 2021 con una inflación anualizada de 7.35% y, lo más preocupante con una inflación subyacente de más del 12%. Esta es la inflación más alta en los últimos 21 años. Este flagelo económico ha sido reconocido como el principal desafío del actual gobierno.

“Las condiciones están dadas para que nuestra economía caiga en un estancamiento en lugar de la pretendida reactivación económica, lo que nos está conduciendo a una grave recesión. Pasamos a ocupar el lugar 16 en el ranking global de competitividad; países como Australia, España e Indonesia nos han rebasado, todos los indicadores sumados nos hablan de una dolorosa realidad; no hemos sabido aprovechar las oportunidades de crecimiento que ha arrojado la guerra comercial entre Estados Unidos y China; en el argot futbolero se diría: “¡la tenían y la dejaron ir!””, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Para colmo de males la ofensiva del Covid Ómicron en este arranque de año tendrá un costo económico cuya factura estamos por recibir. Esta cepa contagiosa se ha convertido en un verdadero obstáculo para la reactivación económica. Muchas personas han enfermado y se han ausentado de sus trabajos, provocando escasez de alimentos debido a la parálisis en que han caído distintas cadenas de producción, como la de cárnicos, productos agrícolas, avícolas entre otras. Esta nueva crisis pandémica se ha sumado a la que veníamos padeciendo por la falta de insumos (chips), que virtualmente paralizó la industria automotriz al cierre del año pasado.

“La profecía apocalíptica anunciada se está cumpliendo, hemos arrancado este año con el pie izquierdo. El canal de abasto tradicional del pequeño comercio confirma su compromiso con sus clientes, consciente de que es una actividad esencial, comprometida a garantizar el abasto diario por necesario en los distintos lares, suburbios y colonias del país. Atravesamos un momento crítico, el pequeño comercio, el comercio local siempre ha operado a contraflujo, por lo que, saca la casta y se crece al castigo”, declaró Rivera.

Nos hemos ganado la desgracia que estamos viviendo, a Carta Cabal. No hemos entendido nada, gobierno y sociedad seguimos actuando y comportándonos como si no nos hubiera pasado nada en los últimos años, faltándole el respeto a la memoria de los cerca de 700 mil muertos por Covid que hemos cremado, no importándonos las más de 4 millones de personas contagiadas. A la primera provocación salimos despavoridos, sin guardar ninguna prevención a las calles, mercados, parques, festivales, desfiles, playas, al extranjero, incluso a donde no nos invitan.

“Aparentemente, lo que justifica esta conducta irresponsable y suicida es la necesidad económica y el fastidio, pero nada más falso, porque la disyuntiva no es moverse o no, salir o no salir, el verdadero reto es que nos enseñemos a hacerlo, socializar y movilizarnos con prevención. La prevención es la mejor vacuna de refuerzo, ser prevenidos es un tema cultural, no significa ser miedosos, significa ser responsables y corresponsables, única vía que nos permitirá salir de esta pandemia. Los dioses no son, ¿quién contra ti? Tú mismo, a carta cabal nos hemos ganado esta desgracia”, concluyó Rivera.

Siendo nuestra letanía hacemos un encarecido llamado a toda la población a observar los protocolos de prevención necesarios para combatir el Covid y apaciguarlo: sana distancia, movilidad esencial, no aglomeraciones, uso de cubrebocas de 3 capas o KN95, lavado constante de manos, sanitización de las áreas comunes o de trabajo, guardar silencio en el transporte público.

Recuerda: Si te cuidas tú, nos cuidamos todos. El milagro lo haremos nosotros, no los dioses.