Sabías que para el 64% de los mexicanos, el trabajo influye en su salud mental?

Views: 103

Previo a terminar el primer semestre del 2023, compartimos los resultados obtenidos de la última investigación “Salud Mental en el Trabajo: Líderes y Dinero” por The Workforce Instituteen UKG realizada en 10 países, incluyendo México, en donde se explora la salud mental y bienestar de los empleados y el impacto que tiene el trabajo dentro y fuera de la jornada laboral.

Un asombroso 76% de los mexicanos identifica que el trabajo impacta negativamente en su vida personal de alguna manera y más de la mitad (64%) dice que su trabajo influye en su salud mental, sólo ligeramente por encima de la media mundial del 60%. A nivel personal, el 62% siente que su trabajo ha impactado negativamente su relacionamiento con otras personas, además de que el 60% percibe que su trabajo ha afectado en su salud y bienestar en general. Los principales aspectos son: no tener suficiente tiempo para relajarse (32%), no tener suficiente tiempo para pasar con la familia y los amigos (36%), y el impacto negativo sobre el sueño (30%).

El ritmo de trabajo puede ser un factor importante, ya que vemos que a una cuarta parte de los mexicanos (24%) les cuesta comenzar su día laboral, mientras que 21% sienten que tienen una carga de trabajo excesiva, lo que afecta su rendimiento y productividad. Sin embargo, es el país en donde los empleados se presionan más a sí mismos (35%), siendo la principal causa de estrés laboral.

Más de un tercio (38%) de los colaboradores de México afirma que el estrés laboral ha causado dificultad para concentrarse — siendo el porcentaje más alto en todo el mundo. Posiblemente a causa de que el 17% de ellos se sientan en un estado de burnout y donde el 24% afirma que el estrés relacionado con el trabajo disminuye su productividad y rendimiento además de que el 19% se siente cortante, irritable y menos amistoso con sus compañeros de trabajo.

El equilibrio entre la vida laboral y personal y el compromiso son fundamentales para recargar las pilas y mantener el bienestar mental. A pesar de la narrativa global en torno al abandono silencioso, la mayoría de los empleados (89%) suelen estar «llenos de energía», «comprometidos» o, al menos, «contentos» en el trabajo. Sólo 1 de cada 10 empleados en todo el mundo está «de brazos cruzados» o «desconectado» por completo. Sin embargo, si se elimina la conciliación de la vida laboral y familiar, la cifra aumenta del 11% al 29% de los empleados de todo el mundo.

Los empleados que se sienten incapaces de equilibrar las prioridades en el trabajo y en casa son también mucho más propensos a declarar una salud mental «mala» o «muy mala» (25% frente al 8% global) y a pensar que su trabajo tiene un impacto directo y negativo en el estado de su salud mental (51% frente al 20% global).

En todo el mundo, los empleados que carecen de equilibrio entre la vida laboral y personal tienen casi 3 veces más probabilidades que sus compañeros de identificarse como «inactivos» o «desconectados» en el trabajo.

Entonces, ¿qué tanta importancia le dan los mexicanos a su bienestar mental?

  • La vasta mayoría (82%) prefiere tener una buena salud mental que un trabajo bien pagado
  • Casi la mitad (43%) aceptaría una reducción de salario por un empleo que apoye más su estabilidad emocional
  • Un tercio (33%) probablemente renuncie en los próximos 12 meses por su nivel de estrés
  • También vemos una importante conexión entre el estrés por carga de trabajo y la salud mental con la comunicación del equipo de liderazgo. Cerca de un cuarto de los empleados (23%) no sienten tener un buen balance de vida y empleo, así como el 20% que opina no tener un buen bienestar mental, nunca habla con su jefe sobre su carga de trabajo. Dentro de las razones principales por las cuales no alzan la voz, vemos la percepción de que su jefe está demasiado ocupado para hacer tiempo de hablar con ellos (22%) y que creen que deben poder resolverlo ellos mismos (17%). Por otro lado, el 36% que considera tener un buen equilibrio y 39% que considera tener una excelente salud mental, habla con su líder sobre su carga de trabajo cada semana.
  • “Es evidente la importancia que existe en la comunicación entre empleado-empleador. Si bien, el estrés laboral es un factor que influye y repercute en otros aspectos de nuestra vida, debemos alzar la voz y hablar con nuestros jefes sobre nuestro bienestar y buscar alternativas que ayuden a aligerar la carga de trabajo,” comentó Tatiana Treviño, Gerente de Comunicación Estratégica en UKG. “No sólo ayudará a ser más productivos y eficientes en nuestra labor, sino que también lograremos tener un mejor bienestar mental y por ende: una mejor calidad de vida.”
  • Las cifras reveladas por el estudio muestran la situación actual del mercado laboral mexicano, en donde los empleados se sienten saturados pero suelen anteponer su responsabilidad y necesidad, dejando en segundo término su salud mental, la cual tiene un impacto directo y trascendental en su desempeño, tanto en la empresa como en su vida personal. Se debe crear conciencia de cómo podemos trabajar en nuestro bienestar, que va desde alzar la voz con nuestros jefes, hasta buscar ayuda de un especialista. Adicionalmente, es importante que las empresas apoyen el bienestar físico y mental de los colaboradores y lo muestren ofreciendo programas o recursos que lo fomenten, como tiempo libre remunerado, cursos, materiales educativos, grupos de apoyo, entre otros, ya que 52% de los encuestados mencionaron no tener ningún apoyo de este tipo en su trabajo.
  • Lea el reporte completo «Salud Mental en el Trabajo: Líderes y Dinero,» para mayor información y recomendaciones para construir empatía, autenticidad, escucha activa y un pensamiento de crecimiento para crear un sentido de pertenencia, inclusión y salud mental positiva en el lugar de trabajo.