APLICARÁN 103 MIL DOSIS DE PFIZER Y 20 MIL DE SINOVAC 1ª. DOSIS: JC GONZÁLEZ

Views: 838

Adultos mayores que acudieron al Estadio Nemesio Diez para recibir la segunda dosis de la vacuna anti Covid-19 este lunes, y quienes los acompañaron, prestaron más atención de la acostumbrada y no dudaron en cuestionar a las vacunadoras sobre el biológico que recibían, luego de los videos y diferentes versiones que circularon en redes sociales, sobre adultos mayores a los que solo simulaban ponerles la vacuna.

Tal fue el caso de Melisa Almazán, quien acudió a acompañar a su mamá, Lucía Hernández, de 66 años de edad para que fuera vacunada. Vecinas de la Colonia San Bernardino, Melisa estuvo atenta y pidió ver el frasco mientras las técnicas en atención primaria a la salud preparaban las dosis. “Siempre uno tiene la duda que sí sea la vacuna y efectivamente vi la etiqueta que dice Pfizer SARS-CoV-2 BioNTech, entonces que tengan confianza de que sí es la vacuna”, comentó.

Melisa Almazán comentó que, como familia, viven sentimientos encontrados luego de que su mamá recibió la vacuna ya que explicó: “Desafortunadamente nosotros perdimos a nuestro papá, él no lo logró, no tuvo acceso a la vacuna, entonces es muy difícil este proceso, pero estamos contentos porque mi mamá está aquí con nosotros y ya tiene la vacuna”.

Su padre, médico de profesión, Oscar Almazán Carvajal, trabajaba en el Centro Médico Gin (antes Sanatorio Toluca), se contagió de Covid-19 en diciembre pasado y tristemente, falleció. “Siendo personal médico no alcanzó la vacuna”, lamentó, visiblemente conmovida Melisa.

Asimismo, la atención por parte de las vacunadoras también fue más cuidadosa, pues antes de aplicar la inyección se tomaron unos segundos para mostrar a la persona que la jeringa estaba nueva y preparada con el biológico.

Doña Alicia Castañeda acudió este lunes a recibir su segunda dosis de la vacuna acompañada de hijo José Uribe; relató que fue un proceso muy rápido pues se formaron alrededor de las 8:30 de la mañana, y a las 9:30 ya iban de regreso a su casa en la Colonia Científicos, luego de recibir la vacuna y pasar unos minutos en observación cuidando que no presentara reacciones.

Doña Alicia acudió portando su cubrebocas KN95 en color blanco y una careta, aseguró que recibir la segunda dosis del biológico Pfizer le permite sentirse más segura, contenta, “pero sí es obligatorio seguir cuidándome al menos dos meses, para ya tener inmunidad”, comentó.

Agradecida con las autoridades, Doña Alicia se conmovió y no pudo evitar derramar algunas lágrimas al recordar lo difícil que ha sido vivir el último año, ya que murió su hermano, a causa del cáncer, y no pudo acudir a su funeral. “Fue muy difícil, por causa del virus no pude estar con mi hermano, mi familia no me dejó, y fue muy doloroso no haber podido estar ahí, por el miedo a sufrir un contagio”.

En tanto, Araceli Santaolaya, vecina de la Colonia Azteca, se formó en la fila alrededor de las 8:30 horas y a las 10:10 ya había recibido la vacuna. Con muy buen ánimo, Santaolaya sacó su celular para tomar una “selfie” mientras era vacunada y compartir la fotografía con familiares y amigos para que vieran que ya se vacunó y cómo estaba todo organizado en La Bombonera.

“El proceso es muy sencillo desde el día que recibí la primera dosis. Solo ese día me sentí un poco cansada, me bañé, me acosté y al otro día todo normal. No he tenido complicaciones. Ya esperaba la segunda dosis y espero que todo sea normal”, contó.

“Yo le diría a las personas que no tengan temor. Tengo una compañera que dijo no, yo no me la pongo y va a estar más propensa a contraer la enfermedad. Es importante que la gente no se cierre, no pasa nada. Si esta vacuna nos está dando la posibilidad de tener una mayor calidad de vida, quizás no como antes, hay que aprovecharla”, añadió.