“Bello Pensamiento Mazahua (Xiskuajma Zójnaa)”

Views: 1116

Desde la perspectiva de un no hablante resulta asombroso leer la Antología Poética Bilingüe Bello Pensamiento Mazahua  (Xiskuajma Zójnaa), obra colectiva de la Universidad Pedagógica Nacional (2021, UPN Unidad 151, Toluca-Sede Regional Ixtlahuaca) en colaboración con el proyecto Ni una lengua más extinta, ni un universo perdido, de la escritora Alma Delia Cuevas Cabrera y con la asesoría del Maestro Juan Ancelmo González, en la escritura en mazahua, porque en esta compilación el mundo mazahua es visto desde su memoria colectiva, describiéndose a  sí mismo, gente que habla la lengua originaria, y más allá de la manera en que son conocidos en el exterior, dueños de venados, en su misterio que trasciende en el espacio y tiempo, desde su silencio, desde el contexto mesoamericano hasta la modernidad y ahora en palabras de sus jóvenes creadores.

Antología que nos permite contar con una mirada cercana y una comprensión de su pensar, hacer y convivir, a partir de la percepción simbólica de su mundo, además de poder conocer cómo logra concretarse en las diferentes manifestaciones socioculturales, su cotidianidad. Suelo mazahua (Francisco Vicente Domínguez) la deforestación y la caza de la región/son pérdidas de la flora y flauna /que se encuentran en peligro de extinción/como el venado cola blanca/símbolo de nuestra nación.

En estos poemas, se encuentran la naturaleza y la cultura, la concepción cosmogónica y la reflexión sobre  el ciclo vital y el papel del individuo mazahua en la organización social, es decir, en los ámbitos de la cultura propia a través de sus cuatro secciones: Pueblos originarios, Naturaleza,  Tradiciones y Costumbres, Raíces  e Identidad.

El mazahua,  construye, convive y se expresa a través de metáforas, es propio de la riqueza de la lengua, pero también de la fortaleza de ésta para  mostrar su sobrevivencia ante el resto de la población, herramienta para  anular las brechas de la  invisibilidad que le niega su existencia en aras de la política pública de integración a la vida del país. El arco (Alondra Cruz Hernández) fue tallada por los campesinos/de tan misteriosa época que se regían bajo el lema Tierra y Libertad

La visión de los pueblos indígenas mantiene una estrecha relación con el entorno inmediato Mi corazón te pertenece (María Mishel Ramírez Martínez) no me olvido de ti/mi pueblo querido/aunque esté lejos siempre te recuerdo/porque simplemente pertenezco a ti  y la naturaleza en general está presente en su comportamiento durante la vida cotidiana: La flor naciente (Esmeralda Flores Miguel)… en su casita de tierra duerme la semilla café. Cempasúchil (Antonio Aguilar Feliciano) cada año/tu florecer ilumina mi camino.

Es una característica que comparten y conservan las poblaciones desde tiempos ancestrales hasta la actualidad, contenida en su cosmogonía. Este sistema de vida se consolida por la interacción que se da entre el ser humano y los recursos naturales que integran su hábitat, donde los grupos humanos son considerados parte de la naturaleza y los pobladores elaboran intelectualmente diversos simbolismos para construir saberes, conocimientos, valores, mitos y ritos de la cosmogonía y cosmología reflejada en la actualidad Justo ahí (Laritza Cárdenas Victoria) al observar fijamente aquel bordado hecho a mano/era la estrella de venus/no había duda.

Recordando la filiación tolteca-otomí de los mazahuas se resalta que fueron herederos de su producción cultural,  a pesar de todos los embates instrumentados para su desplazamiento como la colonización, evangelización e integración a la cultura occidental y nacional, y la homogeneización religiosa, social, cultural y lingüística, consideradas en las políticas públicas para la construcción del México actual. Yo no era mazahua (Karla Yazmin Urbano Ureña)  no tenía identidad,/la lengua originaria me regaló la suya.

En Bello Canto Mazahua se encuentra presente el imaginario colectivo mazahua, sistema de pensamiento simbólico de esta etnia. Los tópicos abordados son:

Percepción del entorno geográfico: La Santa Cruz (Abigail Francisco de Jesús) sus comidas típicas son deliciosas /sus juegos muy entretenidos/ su ambiente muy divertido.

Naturaleza y la función que cumple en el ciclo de vida: El invierno (Mariana Simón Romero) yo te espero ilusionada/por tus cálidos abrazos/que cobijas las almas, junto a mí.

Madre Naturaleza (Anayancy González Núñez) tan prudente y sabia/tus indumentarias cambiantes

La lluvia (Abril Sánchez González) yo soy la casualidad/que cae en los atardeceres.

Organización social: El indio pobre (Alexis Tomás García) miro a lo lejos, doy un coro en mazahua/vienen otras personas igual que yo/y nos ponemos a cantar juntos/con la esperanza de vivir mejor.

Identidad mazahua: (Ariel Alejandra de Jesús Nicanor) mi lengua  mazahua que me define

Voz mazahua Francisco (Vicente Domínguez) niños y niñas perciban la voz y aprender a hablarlo

Pensamiento socioreligioso y sensibilidad en las expresiones artísticas: Costumbres y tradiciones mazahuas (Paola Garduño Ramírez) les contaré en pocos versos/mi pueblo mazahua es orgullo y emoción/a lo que llamamos costumbres y tradición.

Indumentaria, danza: Danza de los chinelos  (Mariel Marín Matías)  símbolo de nuestra identidad/yo visto de ropas coloridas/y de un gran sombrero/que ilumina mi personalidad

Música, literatura, tradición oral, elementos todos ellos incidentes en el sentido de pertenencia: Pueblo mazahua (Celina López Valdés) no me avergüenzo de mi identidad/la gente me mira y les sonrío/a donde quiera que voy/orgullosa les digo Mi pueblo mazahua

Las temáticas contenidas en los poemas constituyen materiales textuales que se adquieren por la participación cultural en la comunidad de procedencia, ese es el valor rector de esta obra.