Del libro

Views: 810

Pienso en la historia de los libros, sus comienzos en tablas de arcilla y el por qué se buscó el material más resistente, pues piedra y lodo eran débiles, se intentó el  pergamino, la  madera,  el bambú en China, donde empezaron los  papiros,  sabemos que  biblo y liber  pertenecientes al campo semántico de la palabra libro, tienen a su vez,  su raíz que significa corteza de árbol, también se intentó  la piel de animales, el mismo cuerpo humano, hasta que la idea de libro surgió como el  encuadernado, el cual permite la transportación, pues reduce el tamaño y el almacenamiento en los monasterios, dando oportunidad al viaje de los libros y a la tradición oral, la reaparición de los libros orales.

De cualquier forma, los libros contienen la información de las culturas, los conocimientos más importantes, la belleza, la identidad de los pueblos. 1453, año glorioso de la aparición de la imprenta con la que nace también  la masificación y la industria editorial. Ático fue el editor de Cicerón, por esto, el imperio romano fue el promotor del comercio del libro, luego, los medievales incorporaron las ilustraciones, tablas e índices para localizar un texto, así como la lectura en silencio, gracias, hasta que apareció el  libro tipográfico de Pi Sheng, amablemente mejorado por  los tipos móviles de Gutenberg, los que  ampliaron la difusión mientras redujeron el precio del libro.

Actualmente, confeccionar un libro es más que un negocio, es darle rostro, formatos múltiples en los que no interfiere el propósito: ediciones de lujo, rústicas, series, colecciones, libro de bolsillo y ahora, ediciones digitales.

La producción moderna de papel revolucionó la industria editorial, en la que  el vapor tuvo un papel preponderante, por increíble que parezca. El Siglo XX fue de la linotipia al offset, y tras la década de internet (los noventa) surge el hipertexto, estructura no secuencial que permite compartir información en redes asociativas, asimismo, la informática permitió la fotocomposición que derivó en la autopublicación a través de una impresora láser y la impresión digital, regalándonos los elibro, libroe, ecolibro, ciberlibro, ebook para ser leídos en una pantalla.

Dicen que la Unesco define al libro  como aquel objeto de publicación impresa no periódica que consta como mínimo de 49 páginas, sin contar las de cubierta, editada en el país y puesta a disposición  del público y aunque en los libros no sólo se encuentra el mundo escrito, sino el gráfico, son muchos los actores del proceso de difusión del libro impreso: encuadernador, lector, comprador, prestador, bibliotecas, impresores, proveedores, expedidores, mayoristas, minoristas y hasta contrabandistas.

El proceso de comunicación es la difusión del libro mismo, la influencia de intelectuales, la publicidad económica y social, incluyendo el respeto por las sanciones políticas y legales que implica el hacer un libro, las leyes del país donde se publica, los permisos. Esto sólo comprueba que la  escritura, es el invento más notable de la Humanidad. Entonces, ¿por qué, por qué, ya no se leen los libros? Anteponga al título de esta nota cualquiera de las siguientes palabras: venta, compra, bazar, encuentro, intercambio, seguidores, amantes, feria y vaya y lea ¡Por favor!