El Día Internacional de la Beneficencia promueve la solidaridad entre naciones

Views: 723

Entre los principales desafíos que se proponen en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada en septiembre de 2015, se encuentra el exterminio de la pobreza, lo cierto es que ésta sólo puede ser erradicada a partir de la promoción de la solidaridad global. De tal modo, que aprovecho este espacio para recordar a nuestros lectores que el próximo 5 de septiembre se conmemora el “Día Internacional de la Beneficencia”, y en este sentido con dicha conmemoración se pretende fortalecer el diálogo, la solidaridad y la comprensión mutua entre las personas.

Cabe comentar que la beneficencia puede contribuir a complementar los servicios públicos de atención de la salud, la educación, la vivienda y la protección de la infancia. Además, ayuda a promover la cultura, la ciencia, el deporte y la protección del patrimonio cultural y natural. Así como a concienciar sobre los derechos de los marginados y desfavorecidos. 

Ahora bien, el Día Internacional de la Beneficencia fue instaurada en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución A/RES/67/105 y se determinó que ésta se celebraría cada 5 de septiembre, por tratarse del aniversario del fallecimiento de la madre Teresa de Calcuta, quien recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979, por su trabajo en la lucha contra la pobreza.

Si bien en México actualmente existen organizaciones de la sociedad civil que realizan acciones solidarias en apoyo a los grupos vulnerables, en el país se instauró una institución enfocada específicamente en la beneficencia, la cual se creó en el régimen Benito Juárez, como consecuencia de las Leyes de Reforma, específicamente con la Ley de Desamortización de los Bienes Eclesiásticos de 1856 y el Decreto de Secularización de Hospitales y Establecimientos de la Beneficencia Pública en 1861.

Con dichos actos, el gobierno asumió las responsabilidades de cuidar, dirigir y mantener los hospitales y establecimientos de beneficencia que desde la conquista se encontraban en manos de la Iglesia; se encomendó su administración a la Dirección General de Fondos de Beneficencia Pública, la que se constituyó por decreto de 2 de marzo de 1861.

Asimismo, México cuenta con la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, un organismo descentralizado de la administración pública federal con personalidad jurídica y patrimonio propio creado el 16 de agosto de 1920, como Lotería Nacional para la Beneficencia Pública; cambió a su nombre actual –– Lotería Nacional para la Asistencia Pública–– en 1940. El objeto de esta institución es apoyar económicamente las actividades a cargo del Ejecutivo Federal en el campo de la asistencia pública, al destinar para ese fin los recursos que se obtengan a través de la celebración de sorteos con premios en efectivo; dichos recursos, una vez deducidos el monto de los premios, reintegros y gastos de administración, así como el importe que se asigne para formar e incrementar las reservas y garantías, serán enterados a la Tesorería de la Federación para el cumplimiento de su destino específico.