El futuro del trabajo en América Latina

Views: 700

El 2020 ha sido, indudablemente, el año de mayores retos para adaptación de las empresas, en particular, para las áreas de recursos humanos.

Ya sea una PyME o una trasnacional, la incertidumbre generó una avalancha de cambios en la forma de trabajo; la baja de sueldos, despidos y/o el teletrabajo, fueron el remedio para que las organizaciones pudieran continuar con sus labores. Ello explica que, en una nota técnica publicada en octubre por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indica que, a finales del año en curso, la tasa de desempleo en México podría llegar a ser del 11.7%, entre la Población Económicamente Activa (PEA).

En ese sentido, ¿qué pueden hacer las organizaciones empresariales para reducir los despidos?

“La respuesta es: reaccionar rápidamente, analizar futuros escenarios y actuar en consecuencia para mantener a la fuerza laboral operando eficientemente dentro de las empresas; así como adoptar nuevos planes de trabajo, nuevos tipos de incentivos; integrar la tecnología, la digitalización y adquirir nuevas competencias”, comenta Courtney McColgan, Fundadora y CEO de Runa.

“Todo ello, sin olvidarse de su recurso más valioso, el recurso humano, por lo que las empresas en esta crisis, no solo deberán curzar los retos de lo tecnológicos, sino que deberán darle aún más importancia al bienestar psicosocial de los trabajadores”, añadió McColgan.

Identificar tendencias clave en áreas de recursos humanos, a causa de la pandemia actual, y predecir posibles escenarios sobre el futuro del trabajo, ayudará a las empresas a planear su 2021, aminorando riesgos y apoyando a sus equipos de trabajo.

Por lo anterior, Runa elaboró el informe “El futuro del trabajo en América Latina”, a partir de una encuesta elaborada a más de 375 profesionales de 25 industrias diferentes con oficinas en América Latina. Entre las empresas que participaron se encuentran BBVA, Beat, Deloitte, Despegar, Didi, Facebook, Google, Mercadolibre, Rappi y Uber. Del mundo de startups se contó con la participación de empresas como Ben & Frank, Clip, Conekta, Gympass, Kavak, Liftit, Linio y Yalochat, entre otros.

Algunos de los datos más relevantes encontrados, son:

·             El 77% de las empresas modificaron sus oficinas a partir de COVID-19;

·             Las habilidades más importantes que van a necesitar los ejecutivos de recursos humanos en los próximos 12 meses son la innovación, la inteligencia emocional y el análisis de datos;

·             El 64% de los ejecutivos de recursos humanos capacitaron a sus equipos en una nueva habilidad a partir de COVID-19; y,

·             El 100% ha implementado un nuevo software a partir de COVID-19, el 66% utilizando un software para videollamadas.

Si bien muchos empleados volverán a la oficina, las políticas tradicionales que rigen cómo y dónde trabajan no lo harán. Las empresas han visto que los empleados pueden trabajar desde lugares distintos a la oficina; y, los colaboradores han experimentado los beneficios de no ir a la oficina.

La tecnología se ha introducido en el área de recursos humanos como nunca antes; la adopción generalizada de herramientas de comunicación, de colaboración, así como las educativas han cambiado para siempre la forma en que las personas interactuamos en el entorno laboral, y cómo las empresas desarrollan a su personal.

“Debido a la crisis por COVID-19, hay un cambio importante en la forma en que trabajamos, y planear para el 2021 será más fácil si contamos con los datos y experiencia de otras empresas”, concluye McColgan.

Si quieres conocer más sobre la encuesta “El futuro del trabajo en América Latina”, puedes descargarlo de forma gratuita en este (https://runahr.com/elfuturodeltrabajo/) link.