El maravilloso mundo de Julio Verne

Views: 647

Gracias al autor, los científicos empezaron a darse cuenta que no era imposible lograr que un aparato mucho más pesado que el aire volara, ni que un barco totalmente metálico lograra sumergirse en el océano y emerger a voluntad. Hoy esto nos parece lógico, sencillo y tecnológicamente fácil de entender, pero en el siglo XIX estás teorías eran motivo de risa para los científicos de entonces.

20,000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO    (1870)

Los barcos están desapareciendo por todo el mundo, y aunque se cree que es una ballena gigante o un monstruo marino, el profesor Aronnax y sus compañeros descubren pronto la verdad. Se trata del capitán Nemo y su submarino el Nautilus.

El misántropo Capitán Nemo, cuya traducción es nadie; el príncipe Dakar, ha decidido renunciar a la Humanidad y vivir bajo el mar donde se siente completamente libre.

Muchos autores han afirmado que en Nemo se refleja la verdadera personalidad del autor.

La novela es recurrentemente llevada al cine y una de las más famosas.

Nemo, quizá el personaje más complejo escrito por el autor y que se ha ganando un lugar en la Literatura Universal, colocándose junto a Don Quijote, Edmundo Dantes y Oliverio Twist.

Suelo releer esta obra magnífica y uno de los momentos que más disfruto es cuando se quedan varados bajo un enorme bloque de hielo carentes de aire; al igual que en Viaje al Centro de la Tierra, con la escena de Axel, suelo recrearla.

Uno de mis momentos apoteóticos favorito es cuando el capitán Nemo dice estas fuertes palabras:

– ¡Dios omnipotente! ¡Basta! ¡Basta!