El Tecolote cantó para Cristina Urrutia

Views: 592

Cristina Urrutia no nació editora. Se convirtió en una con un propósito claro: producir libros para los primeros lectores: los niños y los jóvenes. Así, en 1993 echó a andar un proyecto que, hoy, está plenamente consolidado en México y ha obtenido diferentes distinciones allende las fronteras: Editorial Tecolote. Como una muestra de reconocimiento a esta trayectoria, la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara realizó, en su edición 35, el homenaje al Mérito Editorial a la editora mexicana.

Para abrir su intervención, Marisol Schulz Manaut, directora de la FIL, se remontó a los inicios de los años noventa. En aquel entonces, recordó, “había un entorno económico complicado que hoy nos suena conocido. En ese contexto, fundar un sello editorial para niños y jóvenes era visto como innecesario y atrevido. Sin embargo, Cristina Urrutia fundó en 1993 Ediciones Tecolote, un proyecto que de inmediato se distinguió por la originalidad de su propuesta, su talento y un cuidado editorial sobresaliente”. Sobre la homenajeada, Schulz Manaut la presentó como una “talentosa e incansable editora mexicana”.

En el homenaje participó también el director de arte Eugenio Caballero, quien reconoció el cariño y admiración que siente por Cristina Urrutia, de quien, dijo, ha sido una visionaria cuyos libros “han formado a niños, jóvenes y adolescentes de muchas generaciones”. El ganador de un Oscar en 2007 destacó la variedad de temas de los que se ha ocupado la producción editorial Tecolote como son la historia, las tradiciones, la cultura mexicana, el arte popular, la migración. Estos abordajes, añadió, “han abierto el mundo a los niños y jóvenes de este país, a quienes sus libros les cuentan algo con lo que se sienten identificados. Cristina siembra semillas que darán frutos en el futuro”. Caballero destacó la investigación, pasión y ejecución del trabajo editorial de Cristina, y enfatizó que sus libros “abren puertas y son un deleite”.

Cristina Urrutia recibió de manos de Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la Universidad de Guadalajara, el reconocimiento que da cuenta del Homenaje al Mérito Editorial.

Acto seguido tomó la palabra Cristina Urritia, quien contó que hace 40 años la producción de libros infantiles y juveniles en México era muy precaria. Los pocos títulos que existían eran importados “y no reflejaban la realidad de los niños del país, y eran inaccesibles”. Con ese escenario, fundaron Ediciones Tecolote “con un gran entusiasmo, poca experiencia y escasos recursos”.

Una de las apuestas editoriales que ha producido Ediciones Tecolote ha sido por recuperar las diferentes voces y versiones sobre acontecimientos históricos para, desde sus libros, cuestionar la voz autoritaria del Estado y recuperar las otras caras de la historia, para así “introducir a los jóvenes en la complejidad de la historia y fomentar el sentido crítico”, expresó la editora.

Para finalizar, Cristina Urrutia hizo un llamado a seguir apoyando el trabajo de las editoriales pequeñas e independientes, proyectos que más han sufrido la incertidumbre económica. “Exhorto a la sociedad civil para que participe y apoye estos proyectos para que sean autofinanciables y no caigan en los caprichos sexenales”.