El Templo de la Merced

Views: 644

[email protected]

 

Una de las más bellas muestras de arquitectura religiosa en Toluca es el Templo de la Merced, que forma parte del ex convento de la Santa Cruz del Milagro, del cual se conserva una fracción que data del siglo XVII. El conjunto colonial pertenece a la Orden de la Merced, iniciada por el Rey Don Jaime de Aragón en el año de 1182 y fundada luego como congregación propiamente religiosa por San Pedro Nolasco en 1218.

Se ubica en la Avenida Morelos Norte, en la colonia Merced Alameda. La construcción de la iglesia es del siglo XVIII, tiene una fachada principal; se caracteriza por sus tres cuerpos y en el centro se encuentra el escudo de la Orden de la Merced.

Su belleza arquitectónica muestra una estructura de pilastras y cornisas de cantera con un labrado muy sencillo. La ornamentación dorada predomina tanto en los arcos como en las pilastras, estilo jónico; una inspiración indica que el templo se renovó en 1937.

Contiene numerosas muestras de arte sacro como el óleo “Patrocinio de la Virgen de la Merced”, firmada por Manuel Domínguez en 1702; “La partida de San Pedro Nolasco”, “La Orden de la Merced” y “La compra de los esclavos”; estas dos últimas de Felipe Santiago Gutiérrez.

Se dice que en el siglo XVIII cuando la Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco y lo anima a liberar a los esclavos cristianos, ya que en esa época los moros saqueaban las costas y se llevaban a los cristianos como esclavos a África. En esta horrenda condición muchos perdían la fe al pensar que Dios los había abandonado.

Pedro Nolasco vendió hasta su propio patrimonio para liberar a los cautivos, además forma un grupo para organizar expediciones y negociar redenciones. Cuando se les acaba el dinero, pidieron limosna.

Se funda la Orden de los Mercedarios el 10 de agosto de 1218 en Barcelona España y Pedro Nolasco fue nombrado por el Papa Gregorio IX como Superior General. Los integrantes de esta orden a parte de los votos de pobreza, caridad, castidad y obediencia, hacían un cuarto voto en el que comprometían su vida a liberar los esclavos y que se quedarían en lugar de un cautivo que estuviese en peligro de perder la fe para lograr su liberación sino alcanzaba el dinero.

En el año de 1696 el Papa Inocencio XII fijó el 24 de septiembre como la Fiesta de la Virgen de la Merced para toda la iglesia.

Uno de los primeros mercedarios que llegó a la Nueva España fue Fray Bartolomé de Olmedo.

En 1731 Doña Juana de los Santos donó el terreno al procurador de la Orden de la Merced en el virreinato, Francisco Javier de Herrera, para que en dicho espacio establecieran en el límite poniente de la población y ahí construyeron la capilla que se le conocía como la Santa Cruz del Milagro y un hospicio. En 1746 se registró formalmente la fundación del convento de Nuestra Señora del Carmen.

Este templo resguarda más de 10 mil libros en sus dos bibliotecas, en una de ellas hay más de dos mil títulos de pergaminos del siglo XVII y XVIII, con contenido filosófico y tecnológicos. Escritos en latín y español por miembros de las órdenes religiosas como las Carmelitas Descalzas. Franciscanos y de la propia Merced, se preservan en el espacio llamado Fray Adolfo Zamora, el cual visitan investigadores y estudiantes que buscan información especializada.

La segunda biblioteca “Jaime Primero de Aragón”, es de consulta general para toda la población, cuenta con más de dos mil libros de historia de México y Toluca con autores como Mariano Cuevas y diversas ediciones inéditas o con pocas impresiones.