En “Ese instante” o “Crónicas de Cherem” todos somos sobrevivientes en 6 historias

Views: 622

“Todos somos sobrevivientes, o casi todos. Tenemos cicatrices para probarlo, físicas y emocionales, memorias que a veces preferiríamos olvidar, dolores agudos clavados en nuestro vivir”, por eso las seis historias contadas en el libro “Ese Instante”, publicado bajo el sello Peguin Random House, resultan tan cercanas para el lector, pero lo son aún más, porque están contadas desde la mirada y la magistral pluma de la periodista Silvia Cherem Sacal, una obra literaria que en palabras de su editor, David García, podría definirse con un nuevo género “La Crónica Cherem”.

Se trata de seis historias reales de personas que sobrevivieron a eventos como un tsunami, el atentado de las Torres Gemelas, un accidente automovilístico, o experimentaron situaciones estremecedoras como la de “Sofía”, una mujer que fue diagnosticada con VIH tras quedar embarazada, o la de la familia Rishpy, que sufrió la desaparición de su hija, Dana.

Son historias contadas a través de los ojos de Silvia Cherem, “de su mirada y con prodigiosa pluma exhaustiva. Silvia logra un libro que estruja el corazón, coquetea con una novela de ficción, pero por supuesto con la fuerza inigualable de la realidad, batiendo récords de venta, posicionado varias veces en el número 1 de los libros más vendidos de Amazon”, señaló.

Al intentar definir el género al que pertenece esta obra, dijo: “Nació como una crónica, pero yo me atrevo a bautizarlo como un nuevo género: la Crónica Cherem’, esa crónica que ve más allá de lo obvio y nos permite sentir como si fuéramos los protagonistas de la historia que leemos”,

Durante la presentación de la obra en transmisión vía Zoom y a través de Facebook Live, comentaron la obra de Cherem la comunicadora Fernanda Familiar, y las escritoras Tamara Trottner y Sofía Segovia, quienes la elogiaron por la maestría y empatía con que logró construir su obra.

Sofía Segovia, autora de “El murmullo de las abejas”, comparó la obra de Cherem con la de la escritora bielorrusa Stvetlana Alexiévich, ganadora del premio Nobel, autora de “Las voces de Chernóbil”, quien escribe lo que ella misma llama “novela de voces, que es una crónica, son pequeños monólogos que van diciendo todas estas voces, pero me parece que transmite la historia”.

En este sentido, dijo a Cherem: “A ver si te llevamos al Nobel, porque creo que alguien también lo dijo, eso sí, “Eses Instante” tiene que estar traducido a muchos idiomas, porque son historias universales”.

DE LA EMOCIÓN A LO EMOTIVO

La presentación de libro fue de la emoción a lo emotivo, cuando Silvia Cherem tomó la palabra. Luego de compartir que se hicieron 10 portadas del libro, pues ninguna le convencía, afirmó que “Ese Instante”, “es un libro que evoca la esperanza” y señaló que el “hilo conductor” de las historias contadas en esta obra son “el amor a la vida”.

“No sé cuál es el género, pero lo que sí es cierto es que he entregado mi corazón completo para entrevistar, para trabajar los textos, para convertirme en amiga y aliada”, comentó.

Confesó que en su andar como escritora “no encontraba mi voz de novelista”, pero ahora “descubrí mi voz. Me ha gustado mucho hacer crónicas, pero con este libro y con las 25 llamadas que he recibido en las últimas 3 semanas de gente contándome historias y pidiéndome que las incluye en nuevos libros, sé que yo ya tengo una nueva voz, que ahí estaba, pero que ahora la estoy trabajando”.

Pero lo emotivo no quedó ahí, la emotividad escaló al contar con la presencia, a distancia, de las seis historias que Silvia Cherem cuenta en “Ese Instante”: de cuatro de los protagonistas Karen Michan, Laura Iturbide, Fritz Williams y Salvador Rivera.

Los ausentes, “Sofía”, quien sigue guardando el anonimato por el estigma que aún significa tener VIH SIDA, y los padres de Dana Rishpy, joven originaria de Israel que desapareció en 2007, cuando se encontraba de vacaciones en la Riviera Maya.

Sobre este tema. Cherem comentó que incluyó la historia de Dana Rishpy en su libro, “uno, porque quiero que si alguien sabe qué le pasó a Dana Rishpy, sus padrespuedan ya descansar, y dos, porque darle rostro a los feminicidios como lo hizo Cristina Rivera Garza con el libro de su amiga Liliana y yo, con esta historia de Dana y tantas otras, es para de veras generar conciencia y decir “Ya basta””.

“Como sociedad no podemos permitir la impunidad en la que estamos viviendo, la complicidad de las autoridades y todo lo demás que se ha concatenado para que lleguemos a ser uno de los países más violentos del mundo, y que reporta la desaparición de 12 mujeres por día”, dijo.