FIN DE SEMANA SIN FIN

Views: 609

Escalo a la cima de tu pelo que cambia de colores

Acaso sea el lugar desde donde veo todo

Cuando me invitas

Y a veces

Silente como felino,

Sigiloso y con muchos ojos para no caerme

Yo no sé si tú sabes que me subo

Ecuación ingenua

Porque sabes tanto de todo

Que probablemente

Algún sensor debajo de tu piel advierte

Esta presencia

Donde a veces llego sin tarjeta

Porque cuando el fuego ahoga

El agua quema

Y la tierra hace volar

Tú apareces como romana que lo equilibra

Todo con platos y platillos de todos los tamaños

hasta que de pronto

Como un mago escolar nos desaparecemos y cada uno

A su mundo

Y luego el reencuentro esperado

Donde la hierba en forma de golosinas varias

Nos marean y nos ponen

Las fronteras en blanco

Solo tú y yo solos con nosotros y nadie más

Bebiendo antojos

Y comiendo como cardenales

Como si el mundo se fuera acabar

–el de los demás se ha acabado, el nuestro no, creo–

Y hacemos en casa un micro casino sin dealer

Y las películas nos miran

Y la comedia no para

Y los gatos entran en el elenco

Con sus colas dichosas y los ojos chinos

De placer,

De ese placer que da la paz amurallada

Y llega, en cualquier momento

El intercambio de pieles

Y se destienden nuestras manos

Y las almohadas se derriten

Como miniaturas cómplices

Y nos perdemos

Y volver es más difícil que trepar desnudo

Una montaña

Porque no tiramos migas al suelo

Para asegurar el retorno, no,

No lo hacemos

Y conversamos y charlamos y platicamos

Sobre la profundidad filosófica de un control

Remoto que cobra vida

Aun sin pilas

Y por supuesto no vemos el reloj

Acaso el sol se encarga de pasarnos la voz

De que ya amaneció

Y como los Condes de Transilvania,

Nos tapamos los ojos

Y por ahí salimos

Para tomar aire y volver

Con nuevos pulmones

Para continuar la historia

Desde el punto donde nos quedamos,

Y dormimos

Y hago masajes a tu cuerpo para que flote sin ancla,

Y así, así, sin génesis ni apocalipsis

Y sin finales

Seguimos escalando

Con muchísimo cuidado

Para abrazarnos allá,

Arriba

Y estrecharnos, desde lo más alto

Más cerca al sol

Y más cerca a nosotros

Aliento con aliento

En un solo puño.