GOBERNADORES Y DON ISIDRO

Views: 784

Libro interesante es el que leo titulado 25 gobernadores nacidos en el Estado de México, del conocido investigador y periodista Ángel Chopin Cortés, originario del estado de Guerrero, pero radicado desde hace varias décadas en la ciudad de Toluca. El libro fue publicado su primera edición en el año 2000, y permite visualizar a los gobernantes —citando a los más reconocidos—, nos permite comprender la importancia de haber nacido en el terruño que algún día han de gobernar desde la más alta magistratura. Nombres que vienen del siglo XIX los cuales acompañan en su prestigio a quien nacido en Atlacomulco ha de dar prosapia a su terruño y a la patria.

En el texto citado aparecen nombres que hoy son calles de la entidad, en particular en ciudad de Toluca como capital de la misma. En su Introducción, Ángel Chopin dice: El estado de México, desde que se creó como tal, el 2 de marzo de 1824 con una superficie de 107, 619 kilómetros cuadrados, pero amen de las ocho “desmembraciones” que a lo largo de su historia ha sufrido para crear otros estados, como los de Hidalgo, Guerrero y Morelos, perdió 86,301 kilómetros cuadrados para quedarse con 21, 318, que es su territorios actual, a la fecha, ha tenido 117 gobernadores, de los únicamente 25 han nacido en tierras mexiquenses”. Datos importantes, en primer lugar, citando la fecha, pero señalando esas 8 desmembraciones que son motivo de un estudio profundo de las razones por las cuales la inquina política e intereses regionales nos llevaron a perder enormes extensiones de territorio en la nación. Por fortuna por lado del estado de Morelos no perdimos la comunidad de Nepantla, hoy parte del territorio municipal de Tepetlixpa —la razón—, que hubiera pasado a ser nuestra Sor Juana Inés de la Cruz morelense en la actualidad. Ahí nació Sor Juana, ello lo recordó en 1910 el poeta nayarita Amado Nervo, al recordarnos en el siglo XX la importancia de la Décima Musa para la historia de nuestras letras y de la presencia femenina, en estos, ya no tan lejos 400 años de la fecha de su nacimiento un 12 de noviembre de 1648.

Retornando a Ángel Chopin, cuenta: Muchos de los gobernadores tienen el carácter de constitucionales provisionales, interinos, nombrados por el presidente de la República, como a Francisco Modesto Olaguibel Martinón, Plutarco González, Mariano Riva Palacio Díaz y Felipe Berriozabal, entre otros, o por las Juntas Revolucionarias: Francisco Murguía, Gustavo Baz Prada, Rafael Cepeda, Carlos Tejada, Agustín Millán Vivero y Darío López Álvarez, entre otros. Don Mariano Riva Palacio, que fuera tres veces gobernador de la entidad, así como Vicente Riva Palacio, su hijo y nieto de Vicente Guerrero, fueron gobernadores no nacidos en tierra mexiquense, pues nacieron en la ciudad de México. Dice bien Ángel: El propósito de la obra —modesta y sencilla—, es justamente el presentar a los lectores la síntesis biográfica de cada uno de los 25 mandatarios oriundos, para conocernos y reconocernos mejor y, sobre todo, contribuir con ello al fortalecimiento de nuestra entidad.

Interesantes datos, pues los mexiquenses pensamos que la vida es horizontal y no tiene vértices y caídas, o diferencias de origen. En la historia de don Isidro Fabela Alfaro, gobernador designado por el presidente Manuel Ávila Camacho para cubrir el resto del sexenio del mandatario ejecutado en lo que era el Lienzo Charro de Toluca, hace ver la importancia de esta lista que permite comparar a aquellos que destacan en la historia de la patria chica. Leer los nombres que el investigador aporta es bueno, dice: No se trata de un trabajo acabado, porque es posible que otros gobernadores hayan escuchado su primer llanto aquí. Hay que continuar la investigación para establecer con exactitud el número de mandatarios que son mexiquenses por nacimiento, y no por adopción o vecindad […] A fin de cuentas, el nacer aquí o en otras entidades es un acto circunstancial. Lo importante es el trabajo que se realiza en bien de los mexiquenses, que siempre esperan de sus gobernantes los mejores beneficios.

A la fecha 2022, se puede decir que también ha nacido aquí Eruviel Ávila Villegas en Ecatepec, México, o Alfredo del Mazo Maza. Es la historia selecta a la que pertenece Isidro Fabela Alfaro, con cerca de 3 años y medio de gobernar la entidad, pero ello le permitió dejar una estela que brilla en el presente cultural, educativo, social y político, más allá de elucubraciones ajenas a su personalidad de humanista, que tuvo por maestro a don Justo Sierra y, compañeros de vida a Alfonso Reyes, Antonio Caso, José Vasconcelos, Vicente Lombardo Toledano, en fin, a todos aquellos personajes, hombres y mujeres que nacieron en las últimas dos décadas del siglo XIX. Cierto, fue hombre de dos siglos por juventud y madurez vivida. En la lista aparece Plutarco González, nacido en Toluca en 1813, y murió el 31 de octubre de 1857, es la cita que nos da Chopin. Liberal en todo momento, los datos del investigador guerrerense dicen: Gobernó a la entidad más poblada del país del 19 de agosto de 1855 al 6 de enero de 1857 […] En 1837 ingresó al Partido Progresista contrario a la dictadura de Antonio López de Santa Anna Pérez. Más tarde secundó el movimiento del general Gabriel Valencia contra el gobierno centralista. Como buen mexicano y, sobre todo, como buen militar, combatió a los invasores estadounidenses en 1847.

No es extraño que recordemos con tanto cariño a Plutarco González, sus hechos en guerra son relevantes, hombre de espada cayó a joven edad en combate el 31 octubre de 1857: Desgraciadamente al llegar a la Cuesta de Platanillo, población cercana a Iguala, Guerrero, murió en acción de armas heroicamente. Su cuerpo fue inhumado en el panteón de San Diego Alcalá, en Toluca, pese a la oposición del cura Merlín. Más tarde fue inhumado en el Panteón General, en el que se encuentra […] Como homenaje perenne a sus hazañas y a los beneficios que realizó en bien de la patria y de la entidad, el Congreso local o declaró Benemérito del Estado.

Otro destacado gobernador lo es Felipe N. Villarello, nacido en Toluca el 3 de julio de 1853, falleciendo el 21 de junio de 1921. Fue además director del Instituto Científico y Literario de Toluca, donde estudió la carrera de leyes titulándose el 12 de febrero de 1876, según cuenta Ángel Chopin. Se le recuerda como uno de los poetas más importantes de fin de siglo XIX. Otro destacado personaje ya en el siglo XX es el Dr. Gustavo Baz Prada, nacido en Tlalnepantla el 31 de enero de 1894, dice Ángel: El Doctor, revolucionario y humanista fue gobernador en dos ocasiones: la primera, fue nombrado por el general de las fuerzas zapatistas Francisco V. Pacheco, para que se hiciera cargo del Poder Ejecutivo del 15 de diciembre de 1914 al 14 de octubre de 1915. La segunda fue nombrado gobernador constitucional del 16 de septiembre de 1957 al 15 de septiembre de 1963.

Sus relatos que llegué a escuchar sobre su primera gubernatura son de leyenda pues recuerdo que llegó a la estación de ferrocarril de Toluca, y escuchaba el grito de ¡Que viva el gobernador! y no sabía él a quién se referían, al bajar del tren supo que era él a quien se referían, le apenaba que su pantalón en la parte de atrás estaba roto y, nada presentable, para ser el “gobernador” en ese momento. Una vida brillante, llena de hecho admirables. Más adelante el investigador Chopin cuenta además que: Fue senador y un excelente y destacado médico, sobre todo, en la cirugía, la que perfeccionó en Chicago, Rochester, Harvard, Boston y París. Además, fue secretario de Salubridad y rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. Otro destacado gobernador lo fue Agustín Millán Vivero, nacido en Texcaltitlán, México. Fue el 21 de junio que se expide el decreto para que del 30 de ese mes al 21 de marzo de 1921 sea el titular del Poder Ejecutivo, el recuerdo de sus obras sociales y de pacificación en la entidad son recordados por la ciudadanía. Otros destacados gobernadores lo son Carlos Riva Palacio, nacido en Toluca, José Luis Solórzano nacido en Tezoyuca y, Wenceslao Labra García nacido en Zumpango de Ocampo. Muchos los llamados a gobernar, pocos los que han de dejar huella que ni el tiempo ha de borrar. A ellos se une el prestigio humanista de don Isidro Fabela Alfaro.