Inagotable escritorio

Views: 704

Inagotable

oficio de escribir

ganas de escribir

sensación

de repeler fantasmas

previa

caza.

 

Caza mayor

de estos intrusos que nos remueven

insensibles

y que nos toman

haciendo del sufrimiento

temporadas

de, café diario

saludos diarios

sueños diarios

y aparece por ahí raudo como un ratón hambriento

el deseo de ya no escribir,

de dictar quizá

de grabar quizá,

porque

a quién le importa

lo que a uno le pase

y uno empieza a juntar lagunas

mentales

dolores físicos

y memorias

en marea alta

que nos ahogan y queremos huir

hacia algún puerto

que no encontramos

porque parece que esta vez

ya no se caerá parado,…

 

Algún día se acabará la suerte

y la ignominia como juguete inofensivo.