La nueva normalidad y los derechos humanos

Views: 1102

En días pasados la Defensoría Municipal de Derechos Humanos de Toluca y la asociación civil Centro Estratégico de Justicia y Derecho para las Américas (Cenejyd) llevaron a cabo el Webinar Internacional “La Función de los organismos protectores de derechos humanos en la nueva normalidad”. En este evento se trataron puntos de suma importancia para el contexto que actualmente estamos viviendo: la pandemia y la “nueva normalidad”, algunos de estos temas estuvieron vinculados con los desafíos de los organismos internacionales, nacionales y locales de derechos humanos para enfrentar la situación que actualmente nos ocupa.

 

En este evento participaron ponentes con una amplia trayectoria en la materia de derechos humanos, tales como Tamara Hernández Juárez (directora ejecutiva del Cenejyd), Ismael Rins (defensor de derechos humanos de Río Cuarto, Argentina); José Benjamín Bernal Suárez, profesor-investigador en derechos humanos; Mario Cruz Martínez, profesor-investigador de la Universidad Iberoamericana.

 

Una de las preocupaciones de la Defensoría Municipal de Derechos Humanos de Toluca para la organización de esta videoconferencia fue, como punto de partida, cuestionarnos sobre cómo estamos construyendo el futuro y cómo asumiremos la gran responsabilidad que nos ocupa como  organismos de derechos humanos, sin duda, tenemos el gran desafío de trazar ese futuro en la materia en este contexto de la nueva normalidad, a fin de garantizar las  prerrogativas  fundamentales de la población, principalmente los derechos a la vida y a la salud; aun cuando pareciera que otros derechos están limitados.

 

En su participación, los ponentes abordaron varios puntos, por ejemplo, desde el punto de vista internacional, Tamara Hernández Juárez, resaltó que en el contexto del confinamiento por la pandemia Covid-19 nos ha llevado a plantearnos diversas preguntas, entre ellas, nos hizo entender por qué América Latina es la región más desigual del mundo, pues quizá no lo dimensionábamos, pero la pandemia nos hizo darnos cuenta del insuficiente funcionamiento de algunas instituciones; entre ellas el sistema de salud, económico, el sistema de protección institucional, etcétera.

 

Asimismo, abundó en los órganos internacionales de derechos humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Mujeres; el primer organismo abrió una sala de respuesta oportuna para dar seguimiento a la situación del Covid en los estados, recopilar evidencias con respecto a los derechos de todas las personas, a fin de monitorear qué acciones estaban tomando los estados para socializar las buenas prácticas entre los estados y atender peticiones urgentes; por su parte, la Comisión Interamericana de Mujeres agregó varios temas, entre ellos, la participación de las mujeres en el trabajo informal, desafíos que todos esos temas se puedan insertar en las agendas estructurales de los estados, pues si se están reconociendo las necesidades de las mujeres, resaltó que se deben construir nuevos valores.

 

En este contexto, Ismael Rins, defensor de Río Cuarto de Argentina, consideró que la pandemia nos ha dejado un aprendizaje para prepararnos para nuevas pandemias y que se puedan resolver en un futuro problemas que hoy mismo estamos padeciendo, entre ellos, como las empresas desde el ámbito local harán para mejorar la alimentación de la población sin que esto implique generar alimentos superprocesados, o bien,  incentivar a las instituciones para intentar generar medios para proveernos de alimentos, y el movimiento de los derechos humanos deben armar la agenda  derechos humanos local.

 

Otro de los ponentes que participaron en este evento fue el doctor José Benjamín Bernal Suárez, quien habló más de un contexto nacional, estatal y local para el caso mexicano, grosso modo expuso sobre los organismos defensores de derechos humanos y cuál ha sido su labor hasta este momento y cómo se instauró en nuestro país este sistema defensor de los derechos humanos, y abundó que frente a una situación extraordinaria como la que estamos pasando actualmente todos tenemos que dirigir nuestras acciones a la prevención pues esto nos permite evitar el contagio, y también debemos cumplir con las medidas, es una parte que se tiene que trabajar de forma integral para tener respuestas concretas. Refirió, asimismo que las defensorías no son enemigos de la administración pública sino que deben trabajar en conjunto porque esto nos compromete a todos.

 

Finalmente, Mario Cruz Martínez, profesor-investigador de la Universidad Iberoamericana, comentó que en el ámbito de los derechos humanos uno de los retos para los órganos de derechos humanos es el desarrollo de nuevas metodologías y análisis de derechos humanos. Entre los desafíos para estas instituciones y que se hizo evidente con la pandemia tiene que ver con el problema de que muchos de los derechos sociales mostraron una gran falta de protección y atrás de esto se dejó ver la omisión de los estados para atenderlos. Se refirió también a tema de la migración, a la protección ambiental y al ámbito político, sobre el cual comentó que hace falta que este discurso de derechos humanos esté en el ámbito legal, hace falta una política de estado para que haya una cultura gubernamental de los derechos humanos.

 

En esta relatoría del evento que llevamos a cabo también quiero resaltar que hubo un gran aforo, pues tuvimos más de 150 participantes,  y muchos de ellos entre los que se encontraba público en general y servidores públicos manifestaron sus inquietudes al respecto del tema, lo cual fortalece el interés de la defensoría que actualmente coordino para generar una agenda local de derechos humanos, la cual sin duda podría tener un gran impacto si existe una suma de voluntades desde los gobiernos hasta la sociedad civil, pues la pandemia nos ha dejado varias enseñanzas la más evidente es que debemos trabajar solidariamente.