Libélulas

Views: 1076

El grupo de organismos con mayor éxito en nuestro planeta es la clase Insecta, esto debido a que se han descrito más de 800,000 especies. Tienen una amplia distribución geográfica debido a que son animales terrestres, pero también hay  especies que viven en el mar y  agua dulce.

 Pero, ¿qué los hace tan exitosos? Probablemente su deficiencia de talla y alta capacidad de adaptación a los cambios ambientales.

Existen fósiles de insectos que datan del periodo carbonífero, el cual  se caracterizó por los grandes bosques pantanosos junto con los helechos y equisetos. Entre otros insectos alados, las libélulas y  cucarachas se originaron durante este periodo.

A pesar de las pocas investigaciones en el área, hay estudios sobre la importancia que tienen las libélulas en el ecosistema; pertenecientes al orden Odonata de la clase Insecta.

Karina Cuevas Yáñez, bióloga investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México, ha realizado estudios sobre taxonomía y conservación de odonatos en México, y  afirma que el cambio climático es uno de los factores que afectará a las libélulas debido a las sequías documentadas en últimos años, ya que estos organismos dependen de los cuerpos de agua localizadas en selvas bajas caducifolias. La contaminación y desaparición de estos cuerpos son también factores que involucren su pérdida.

Muchas especies de libélulas son indicadores de buena calidad ambiental a través de la presencia de cobertura vegetal circundante en el agua.

Cuevas Yáñez afirma que algunas especies de libélulas no sólo son importantes  por su valor estético, sino también por el importante rol que ocupan en la cadena trófica porque se alimentan de mosquitos (dípteros) que son también posibles  transmisores del dengue y chikungunya, por mencionar algunos.

De ahí la importancia de su conservación.  Evitar la tala de  bosques e incendios forestales, y cuidando el agua podemos evitar  el declive de estos organismos  en estado vulnerable.

Nota: En la imagen Karina Cuevas Yáñez, responsable de la investigación que se presenta, realizó sus estudios en la UAEMéx. La maestría y doctorado en el posgrado de Ciencias Biológicas en la UNAM. Ha trabajado taxonomía y conservación de odonatos en México. Es docente de asignatura de la UAEMéx de la Facultad de Ciencias de 2005-2007 y desde 2016 y es también docente de media superior.