Llegada

Views: 261

Compito con mis palabras

No puedo callar a mi reloj

Que eternamente me conversa

Y que me engría con sus teorías

De una ingenua eternidad

Compito con este secreto cáncer

Sin fin, el de ser feliz a pesar

De todos los hijos que no podré tener, 

Porque no conozco ni puedo distinguir

Una cuna de un camastro

Compito, en suma, con estas garras limadas

Y este aliento cobarde,

De quien alguna vez creyó ser poeta

Y que ahora se despide,

Para poder caminar callado y nunca más

Competir, así esté a un milímetro de la meta y con veinte mil

Cuerpos de ventaja.