Los dioses mexicas y los elementos naturales en sus atuendos

Views: 557

rocio.bernal2017@gmail.com

Los dioses mexicas tenían una apariencia en su mayoría antropomórfica y se manifestaba mediante atuendos ricos y complejos. Entre los diversos ornamentos que portaban, algunos atributos eran determinativos de un dios y permitían identificarlo, mientras que otros eran cambiantes y variaban en función del contexto, en particular los objetos sostenidos en las manos de las divinidades que remitían a acciones. La naturaleza ofrecía un sinnúmero de materiales (plumas, piedras preciosas, metales, vegetales, etcétera) para fabricar los ornamentos de los dioses, aunque esta diversidad no impedía que un mismo material se empleara para la fabricación de diferentes objetos, así, las plumas de un ave podían tomar la forma de un tocado o estar adheridas a una prenda, mientras que el oro era utilizado tanto para fabricar adornos nasales o collares como cascabeles para los tobillos.

Los atributos tenían significados específicos en relación con la personalidad de los dioses que los portaban, de hecho, estos permitían no sólo identificar a un dios sino también crearlo, porque constituían su ser. Por consiguiente, con el fin de comprender este lenguaje no verbal, consideramos importante saber si la utilización de un mismo elemento natural para la fabricación de ornamentos diferentes ofrece la prueba de unicidad de sentido o revela, por el contrario, cierta polisemia

Encontrar el significado de los adornos y de los elementos naturales utilizados en su fabricación es esencial para comprender el tema de los dioses, considerando que éstos expresan su ser, aunque no se ha establecido que un mismo adorno o elemento se haya utilizado en todos los casos para expresar la misma idea, sin ninguna variación. El presente estudio pretende comprobar, a través del análisis de algunos elementos naturales, si estos demuestran la existencia de lazos de similitud entre todos los dioses que los portan, o si tienen diversos significados simbólicos.

Entre los elementos naturales utilizados en los atuendos, la pluma del pájaro, llamado en náhuatl, aztatl, aparece como un primer contraejemplo a la hipótesis de que los elementos son unívocos. Generalmente traducido por garza el término aztatl puede referirse más a un tipo de garceta blanca, a la nivosa o la americana, un ave zancuda de plumaje blanco presente en gran parte del continente americano y cuyo nombre científico es Egretta Thula o Leucophoyx Thula.

En los atuendos de los dioses mexicas, las plumas de garceta blanca se utilizaban para fabricar un tocado llamado aztatzontli, que significa literalmente cabello de garceta blanca; era usado por Tláloc y varios Tlaloques, como Opochtli (a quien los mexicas le atribuían la invención de las herramientas de pesca), también por los dioses del pulque como Tezcatzóncatl. Las plumas de garceta se fijaban a menudo a una estructura llamada amacalli, que era un tipo de corona de papel.

Los sacerdotes de estos dioses tenían el mismo tocado durante las ceremonias, en especial el gran sacerdote de Tláloc en etzalcualiztli, donde personificaba al dios vistiendo sus principales atavíos que incluían el tocado de garceta blanca y la máscara característica llamada quiauhxayacatl o máscara de lluvia.

El tocado aztatzontli era también uno de los ornamentos que adornaba el cuerpo de las personas ahogadas o alcanzadas por un rayo (FC, II: 132), vestidas como Tláloc se disponían a alcanzar el Tlalocan para convertirse en sus servidores y, para ello, llevaban un atuendo similar.

Los tocados, al igual que otros ornamentos, son representados con ligeras variaciones dependiendo de los tlacuilohqueh que participaron en la elaboración de los diferentes códices. Estas diferencias en los códices pueden dificultar la identificación del tocado aztatzontli, sobre todo cuando son estilísticas, como es el caso, por ejemplo, de los manuscritos de tradición mexica y los del grupo Borgia. Aun, más allá de las variaciones estilísticas, tenemos que hacer una distinción entre dos tipos de tocado, aunque ambos estén compuestos de plumas blancas, son representados de manera diferente

La representación del tocado portado por los dioses del pulque es variable: a veces es semejante al aztatzontli de Tláloc, por ejemplo, el de Ometochtli, y otras veces, a la segunda categoría. Los atuendos de los dioses del pulque no son iguales, algunos de ellos son más semejantes iconográficamente a Quetzalcóatl, por lo tanto, es posible que sólo algunos dioses del pulque hayan usado el aztatzontli.