Ocultar, reservar, mentir, corromper

Views: 1219

Todo contrato pagado con dinero de los habitantes de Toluca, con todo y letras chiquitas debiese ser público, estar al alcance de todos, auditores, ciudadanos y medios de información.

Más público debe ser todo contrato cuando se pagó más de 500 millones de pesos del pueblo noble y sabio de Toluca.

¿Por qué ocultar números de serie de un vehículo oficial cuando a todos los propietarios de vehículos nos exigen registrar el mismo y portarlo visible en el auto y en la tarjeta de circulación?

¿Por qué ocultar las especificaciones técnicas de un equipamiento cuando las normas internacionales y las mexicanas se crearon para dar certeza de la calidad y potencial de los productos y servicios?

¿Por qué ocultar las adscripciones de equipamiento de uso cotidiano en las calles?

¿Qué? Se supone que ya habíamos superado esa práctica de ocultar información de las contrataciones de los gobiernos.

¿Qué? La casa blanca y la estafa maestra fueron la advertencia a los gobiernos de todos los niveles para dejar de andar haciendo mal uso de los recursos, o peor, su desvío simulado en operaciones impecables en sus apariencias legales pero inmorales en sus alcances y resultados para la hacienda pública.

Mal precedente quedará si los gobiernos federal y estatal, los órganos superiores de fiscalización federal y estatal, permiten que en Toluca se escondan contratos, los bienes y servicios contratados, los materiales y personas contratados con el dinero del pueblo noble y sabio.

¿Qué nos puede decir el INFOEM y el INAI acerca de la burda maniobra de ocultar información pública municipal bajo el prurito del criterio de reservar?

Ver: https://www.facebook.com/alfonsonavadlreyes/photos/a.104195024790906/229562325587508