RISUEÑO PANTEÓN

Views: 625

Casi siempre ocurre que la mujer calla y no mira

Y que el hombre habla observando, nada científico

También que la mujer se pone un broche en el escote

Y el hombre desata un botón más en el pecho

Y que la hembra se abanica

Y que el hombre se abandona a brillar de agua en todo su cuerpo

También pasa que el caballero lo quiere hacer todo

Y la dama también

Pero prefiere el recato

Salvo que se apaguen los ruidos y que se haga la oscuridad

Para mayor comodidad

Sucede que la mujer se enrosca y

El hombre ataca

Y empieza el acto por los labios que la mujer tiene en la cara

El resto es la historia de dos cuerpos

Que durante años esperaron este momento

Este momento

Donde se comprenden

Fuera de la enciclopedia

Y fuera de relojes

Y fechas pero por sobre todo

Muy lejos de acordarse quiénes son

Y así,

Esas pieles que jamás caerán en manos de un taxidermista,

viven

Ocurren lluvias y también se secan

Como felpas automáticas que lo absorbe todo,

Y por lo general,

Con una caricia basta

Para que la combustión y el estertor y el colapso se den

Y por qué no,

Esa erupción inevitable, esperable, plausible

Y todas las rimas que acompañen

A los amantes no cesen

Más solitarios que nunca

Más hechos uno que nunca

Más desconectados que nunca

Sin promesas ni planes

Porque los sueños en ese momento

Pueden disolverlo todo,

Y así poco

El reposo

Algunas palabras, que se olvidarán

Porque ya saben

Que recordarán,

Sin dilaciones ni titubeos y menos con dudas, que…

Y así obra el milagro

De repetir el encuentro acto seguido

Como en un guión invisible donde los cuerpos retoman

En busca del tiempo perdido

Y discurre la maratón,

El encierro

El cónclave

Apagando todo lo que tenga vida en esa habitación

Y así,

Día a día o semana a semana, o mes a mes o año a año

Una vez, sus reinos por una vez más,

Hasta algún epitafio feliz,

Donde la palabra siempre,

No puede faltar.