Se requiere no solamente cubrebocas sino Caretas para protegerse bien de Covid-19

Views: 6365

Con nuestro país en plena Fase 3 de la pandemia por coronavirus Covid-19, además de las medidas de distanciamiento social, lavado continuo de manos y el uso de cubrebocas, se ha hecho necesario el uso de otros implementos, como caretas (www.caretaspvc.com), que más que una cuestión de moda son un asunto de seguridad, pues “el problema no es de corto plazo, esto va para largo, entonces sí es muy importante que todos nos cuidemos”, subrayó el ingeniero industrial Luis Fenton.

“Al principio la gente no usaba cubreboca porque se sentían inseguros de alguna manera; quizás pensaban, ‘nadie lo usa, qué pena, yo soy el raro’; ahora ya se usa más; la gente que no lo usaba, lo empieza a usar, y con la careta va a suceder lo mismo”, declaró.

Fenton es director general de Caretas PVC, empresa que con tres plantas en nuestro país se ha convertido en el principal fabricante de caretas en América; actualmente producen más de 750 mil unidades diariamente, mismas que se comercializan en todo el país y se exportan a Estados Unidos y Canadá; a través de su sitio de internet también comercializan cubrebocas tricapa reutilizables.

 “Aquí no estamos hablando de un tema de moda, es un tema de seguridad porque esto es un virus mortal” -enfatizó, “entonces más vale ser de los primeros en utilizar la careta como complemento y no poner en riesgo nuestras vida, a tener pena social de usar una medida de seguridad sumamente necesaria, que además en ciertos países ya es obligatoria”.

Y es que el uso de cubrebocas ayuda a protegernos pero debe estar acompañado de otras medidas sanitarias para tener mayor efectividad. “El tapabocas se usa como prevención, para que alguien que pudiera estar enfermo sin presentar síntomas no contagie a los demás, pero si yo estoy hablando con alguien que está contagiado y no me cubro a con una careta, es lo mismo traer o no tapabocas, me van a contagiar”, explicó Luis Fenton.

Y agregó: “Entonces para protegerte al cien por ciento tienes que usar ambas cosas, la careta y el tapabocas. La careta tampoco funciona sin el tapabocas para efecto de los estornudos, porque el virus está en el aire, entonces al tener tapabocas y careta, ahí sí protege al cien por ciento”.

USO CORRECTO DEL CUBREBOCAS

Sin embargo, en cuanto a la utilización de estos implementos protectores cabe hacer varias precisiones, desde la calidad y el material con el que están fabricados, hasta el uso correcto de los mismos.

Por ejemplo, en las calles y algunos comercios se venden cubrebocas hechos de esponja con un precio aproximado de entre 45 y 50 pesos. No obstante, dichos cubrebocas son, básicamente para cubrir del polvo y no ofrecen protección en cuanto al contagio.

“Es importante que los cubrebocas sean tricapa, porque el coronavirus al ser airborne, es decir, que se mueve por el aire, entra por los filtros, entonces un filtro no sirve de nada, tampoco los cubrebocas de polvo”, explicó Luis Fenton.

En cuanto a la colocación del cubrebocas, puntualizó: “El que lo traiga solo en la nariz o solo en la boca, se va a contagiar. Tienen que ajustar la banda elástica no atrás de las orejas, es un poco más arriba, como en el área de la nuca, ya que el mentón tiene que hacer presión con el tapabocas para que no quede volando el área de abajo”.

En el caso del cubrebocas que comercializa la empresa Caretas PVC, es tricapa, blando, de tela poliéster 100 por ciento, tipo concha termo formado; es lavable y reutilizable.

CARETAS PROTECTORAS

Cabe señalar que en las últimas semanas, familias que se han dado a la tarea de elaborar caretas de acetato que comercializan en las calles u ofrecen a través de redes sociales.

¿Cuál es la diferencia primordial entre estas y las fabricadas por la empresa Caretas PVC?

“Ahorita la producción está siendo para ayudar a reducir la curva de contagio, pero es importantísimo que sean de calibre .20, es la que está aprobada para que tengan resistencia y sean duraderas”, explicó Fenton.

“De repente hay gente que lo está haciendo en su casa. Sin embargo hay un problema, las hacen de acetato, pero tienen que ser de PET o de PVC, y deben ser traslúcidas totalmente, como si fuera cristal. En muchos casos el material que compra la empresa familiar no tiene esa transparencia”, explicó.

Además, las de Caretas PVC están elaboradas con facemask, un material que no se empaña, se raya menos y es totalmente traslúcida, de ahí que varias empresas y entidades las han adquirido para que su personal las utilicen en áreas de trabajo.

Si bien no venden por unidad, a través de su página de internet (www.caretaspvc.com) ofrecen paquetes desde 10 caretas a un precio de 498 pesos más envío, e “incluimos en ese paquete un limpiador desinfectante y un paño anti-rayado”.

Con buen uso y cuidado, las caretas pueden durar desde 6 meses o hasta un año. “En cuanto a duración resisten por lo menos 8 veces más que las de acetato; en cuanto a visibilidad son entre 4 y 6 veces más claras, es decir, la visibilidad es prácticamente cristalina. Otro factor importante es que nosotros no le estamos metiendo el colchoncito porque es antihigiénico; cuando se lava, se maltrata o se cae, también se puede almacenar el virus ahí, entonces para que sean totalmente higiénicas tienen que ser de PET o PVC”, explicó.

El reto ha sido importante para esta empresa debido a la demanda por la contingencia sanitaria, pero al momento lo han afrontado de buena manera, realizando envíos que el comprador puede recibir el mismo día, si se encuentra en la Ciudad de México, o en un máximo de 48 horas en otras ciudades del país. “Hay casos donde se tarda un poco más porque hay colapso de las repartidoras, pero lo que buscamos es que las reciban a la brevedad. Nuestra intención es llegar a más personas en el menor tiempo posible”, explicó Fenton, también puntualizó que la empresa ha realizado diversas donaciones.