SE TRATA DE LA DIGNIDAD DE LOS MEXICANOS

Views: 1248

La mejor manera que encontré para iniciar este artículo, es compartiéndoles la frase del español Julio Anguita, fallecido hace un par de años y que fue miembro del Partido Comunista Español: Con la dignidad no se come, pero un pueblo sin dignidad se pone de rodillas y termina sin comer.

Además de ofender todas las mañanas la dignidad de los mexicanos, ahora le ha dado por insultarnos, soltando una metralla de epítetos expulsados de alguien que es digno de un minucioso estudio antropológico. Nos quiere poner de rodillas.

Y sí, me estoy refiriendo a quien en nuestra pasada entrega, lo denominé el nuevo Atila del siglo XXI que todo lo quiere desaparecer a capricho y conveniencia poniendo en grave riesgo la democracia mexicana que la mantiene bajo fuego en medio de un incesante bombardeo.

Esa rabia contra nuestro Instituto Nacional Electoral, sólo tiene una explicación, perpetuarse en el poder siguiendo su estrategia metastática basada en engaños, mentiras, bombas de humo, cajas de dulces y demás estratagemas que rayan en lo ofensivo a la inteligencia de todos nuestros compatriotas.

En pocas palabras y en términos futbolísticos, lo que el macuspano esta buscando es adueñarse del arbitro, de los abanderados, del var, llevar su propio balón, poner sus propias reglas, llevar su porra y expulsar del estadio a las porras contrarias.

Hace ya más de tres décadas, que los mexicanos de razón, dimos los primeros y contundentes pasos para alcanzar nuestra aspiración de lograr una sociedad en la que el máximo número de ciudadanos posible seamos partícipes de una vida colectiva significativamente compartida.

No podemos permitir que con su bombardeo leguleyo nos siga llevando a pique, ejemplos, sobran; canceló el nuevo aeropuerto por supuestas corruptelas tirando a la basura el dinero de todos los mexicanos, tal pareciera que ya nos ha tomado la medida, lo que ha incrementado su ferocidad y encono contra los mexicanos de razón que no hemos caído en fanatismo, es por eso, que todos debemos de tener muy claro, que la mejor defensa de nuestra democracia radica en una ciudadanía cada vez más activa y comprometida con sus derechos y libertades.

El 80% de los mexicanos considera que el INE es importante para garantizar elecciones libres, sólo 13% apoyaría substituir al INE por otra institución y el 65% estima que no debe haber un cambio de reglas para 2024.

La reforma que plantea el presidente implica:

  1. Quitar al INE la confección del padrón electoral;
  2. Dinamitar la estructura territorial, profesional y permanente que tiene el INE en todo el territorio nacional que comprende: 32 juntas ejecutivas locales y 300 juntas ejecutivas distritales;
  3. Que los consejeros del INE y magistrados del Tribunal sean electos por el voto popular a partir de listas confeccionadas por el presidente y sus comparsas, es decir, el Congreso, donde es mayoría Morena, y el Poder Judicial.

Leonardo Kourchenko en su columna de ayer en el periódico El Financiero, titulada PRESIDENTE DESCOMPUESTO, lo retrata muy bien: México no tiene un jefe de Estado, tiene un activista, un fanático de ideologías viejas e inútiles que la historia ha archivado en el rincón de los fracasos. Ataca y escupe insultos a diestra y siniestra.

 

También leí en su nota: López Obrador pretende imponer su modelo de país, sin la consulta a la ciudadanía. Y aquí hay una trampa mortal sembrada desde el poder: ganó las elecciones (2018) con 30 millones de votos y 53 por ciento del electorado en esa jornada. Pero nunca dijo que quería desaparecer el INE; nunca dijo que quería echar para atrás la reforma energética y nacionalizar una industria abierta a la inversión nacional y mundial, nunca dijo que destruiría el proyecto del Aeropuerto de Texcoco – con un costo a la patria de 333 mil millones de pesos-, inundado exprofeso y tirado a la basura.

 

Como es su costumbre, le mintió a los mexicanos. ¿De cuándo acá le ha interesado o se ha preocupado por el uso racional del presupuesto nacional? Basta de seguirle el juego, la sociedad civil debe mostrar músculo y unidad en la marcha del próximo 13 de noviembre.

Nada menos ayer, se cumplieron 33 años de la Caída del Muro de Berlín y con ello, el derrumbe del comunismo para mandarlo al basurero de la historia junto con sus Stalin, Mussolini y demás especímenes.

Concluiré recordando lo dicho por Italo Calvino en su novela LA JORNADA DE UN ESCRUTADOREn política como en todas las cosas de la vida, y para quien no sea un necio, sólo cuentan dos principios: no hacerse demasiadas ilusiones y no dejar de creer que cualquier cosa que hagas puede servir.