SEGURIDAD PÚBLICA, UNA ASIGNATURA PENDIENTE EN TOLUCA: ARTURO CHAVARRÍA

Views: 731

La seguridad pública es una prioridad para la población, de ahí que se hace necesaria la capacitación permanente y obligatoria en el tema, a regidores, síndicos y el propio presidente municipal, con el objetivo de que tengan bien claras sus facultades y puedan dar respuesta inmediata a esta demanda de la sociedad, señaló el Cuarto Regidor de Toluca, Arturo Chavarría Sánchez.

Adicionalmente, refirió que la Dirección de Seguridad Pública es la que más dinero recibe en cuanto a presupuesto, de ahí que se requiere vigilar permanentemente la aplicación del gasto en compras, adquisiciones, arrendamientos, mantenimientos, contratación de personal, equipo, patrullas, para que de verdad se vea reflejado en brindar seguridad a la ciudadanía y combate a la delincuencia, y que no se preste a malos manejos.

En este sentido, Chavarría Sánchez dijo que se deben pedir cuentas y claridad, “una revisión a los tres años en el manejo de los recursos públicos, ingresos y egresos en la Seguridad Pública en la administración municipal que está por concluir, porque le quedamos a los toluqueños, cuya demanda sigue siendo vigilancia, presencia de policías y rondines; en una palabra, seguridad”.

Asimismo, debe haber una información constante, no en Cabildos, sino a la población en lo general, “y que no solo sea poner espectaculares como información, sino realmente la presencia de las fuerzas policiales en las delegaciones, subdelegaciones y colonias del municipio”, comentó.

Arturo Chavarría señaló que la Ley Orgánica Municipal, así como el Bando Municipal, el Código Reglamentario, y el Capítulo 6 del Manual Básico para la Administración Pública Municipal, establecen de manera clara y con precisión las funciones de lo que es la seguridad pública en el municipio.

Así, en el Manual Básico para la Administración Pública Municipal se establece que: “El municipio como la expresión de gobierno más próximo a los intereses de la comunidad, tienen un papel fundamental en este nuevo esquema, pues una de sus principales atribuciones es la seguridad pública en su doble carácter de función, como acto de autoridad, y servicio público, como prestación, para procurar que el desarrollo del a vida comunitaria transcurra dentro de los cauces del Estado de Derecho”.

En este sentido, Arturo Chavarría señaló la importancia de que los integrantes de la administración municipal entrante estén capacitados en el tema, toda vez que “es una preocupación, porque todo el mundo ha manifestado la inseguridad que prevalece en el municipio, hasta el momento no se da esa respuesta, aunque se contrataron infinidad de cadetes, patrullas, la percepción sigue siendo la misma, de la inseguridad, por eso es importante que ahora todos los compañeros, ahora que los está capacitando el IAPEM (Instituto de Administración Pública del Estado de México), realmente se metan a la cuestión de la seguridad pública”.

“Si la gente que viene no se pone a estudiar esto, van a pasar tres años y se van a dar cuenta ya hasta el final del camino, y la sociedad necesita seguridad y respuestas inmediatas”, enfatizó.

Chavarría Sánchez señaló, también, que el Capítulo 6 del Manual Básico para la Administración Pública Municipal contiene toda la información necesaria para conocer cuestiones como el Sistema Nacional de Seguridad Pública; la integración de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública, los esquemas, consejos locales, instancias regionales y cómo operan.

Por ejemplo, en lo que respecta al Sistema Nacional de Seguridad Pública, el manual establece que: “con el propósito de garantizar la seguridad y tranquilidad de la población ante la creciente organización y movilidad de la delincuencia ya que se precisa necesario la completa profesionalización policial, una adecuada coordinación entre los niveles de gobierno…”, entre ellos el municipal.

Al respecto, el edil comentó: “Mientras no se metan los regidores y el presidente municipal, va a pasar el tiempo y pasado un año o año y medio, apenas van a ir entendiendo, por lo que sí se requieren cursos permanentes y obligatorios para que le den respuesta a la sociedad, y que las regidurías, sindicaturas y la propia presidencia municipal no sean un paraíso o centro vacacional, sino que se dé respuesta inmediata a las necesidades de la población”.