SIN MEDICINAS, MAL EQUIPO, MUCHO TRABAJO Y BAJOS SALARIOS, EN EL SECTOR SALUD ESTATAL

Views: 577

Bajos salarios, escaso abastecimiento de medicina, equipo de protección médica de mala calidad y jornadas laborales exhaustivas, son factores que han incrementado la precarización en el sector salud y a los cuales se deben enfrentar alumnos residentes de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México.

De acuerdo con Mariana González, alumna del último año de la FacMed, se trabaja durante más de ocho horas seis días a la semana con un salario de 2 mil pesos quincenales y sin un equipo de protección para reducir los riesgos de contagio por Covid-19, dicha cuestión, menciona, pone en riesgo la salud de pacientes, dado que se han presentado bajas de médicos y estudiantes residentes en el sector, lo que conlleva a una desprotección de enfermos.

“La situación se ha agravado, los hospitales de la ciudad todavía tienen un poco más de ayuda en cuanto al abastecimiento de medicinas o equipo médico básico como: jeringas, bisturíes, cubrebocas, guantes, entre otros, pero los hospitales o clínicas rurales están completamente desprotegidas. Trabajo en una zona rural al sur del Estado de México y he tenido que arriesgarme no solo a mí con el equipo precario que nos dan, sino también a mis pacientes, porque no contamos con lo necesario para brindarles una atención médica de calidad”, aseguró.

En su séptimo año de estudio, la estudiante compartió que la calidad educativa no es proporcional a la realidad en términos laborales, por lo cual llama a autoridades a atender peticiones del sector para mejorar el sistema. «Lo que siempre se ha pedido desde el inicio de la pandemia es que nos ayuden con lo básico para protegernos, porque de por sí ganamos poco y todavía comprar por cuenta propia cubrebocas, guantes, caretas, etc, es lamentable».

Compartió que los años de estudio llegan a ser inservibles para proveer de atención médica a pacientes. «De nada sirve que nosotros hagamos más de cinco años de estudio para que nuestro sistema de salud siga con falta de recursos, porque nuestros conocimientos no son desempeñados como quisiéramos ni tampoco beneficiamos a la sociedad como debería ser».

Mencionó que los internistas y practicantes han debido atender guardias de doce horas y cubrir a médicos que por falta de protección no han continuado laborando, situación que precariza en mayor proporción al gremio. «Estamos agotados, porque aunque los practicantes no estemos todos en la zona Covid, sí cubrimos a médicos que se dan de baja. No podemos esperar a otra pandemia o a que la situación empeore, el sistema debe mejorar urgentemente».