Sopita de fideo [1]

Views: 390

 

A Juan Ángel Real[2]

 

Ayer en la noche, después del café con las amigas, me escapé a Gandhi por Cristina Pacheco. Con grande prisa, corrí a la librería antes que cerraran. Mi corazón se alborozó al alcanzarla abierta.

 

Como niña en dulcería, tenía muy claro qué títulos últimamente publicados buscaría. Pregunté a la señorita dónde se encontraba mi autora. Al llegar al estante, cogí uno de sus últimos títulos tomándolo entre mis brazos. Mientras pactaba la cita con mi amada escritora, me despedí de la amiga con la prisa de quien tiene la mejor cita el viernes por la noche.

 

Mientras conducía a casa, miraba de soslayo a los tres copilotos sentados junto a mí. Claramente percibí la sonrisa traviesa de sus colores entre armónicas letras tituladas.

 

Bajé del carro casi corriendo. Entrando a la casa, lo primero que hice fue preparar la mesa del comedor para desenvolver los libros: tocarlos, olerlos, husmearlos e iniciar la parranda lectora hasta la madrugada.

 

Han pasado algunas horas, no he dormido. Forcé mi cuerpo a no parar de leer. Amanecí con una sopita de fideo y un café al lado.

 

Este sábado amanecí con mi Maestra, mi admiración en un México de carne y hueso retratado por una narradora excepcional, dicta la portada del libro.

 

Tenía mucho que no leía a mi Maestra. Mar de Historias en La Jornada fue mi primer acercamiento a Cristina; cada domingo saboreaba sus narraciones. Como lectora asidua, cada relato me perdía en una diversidad de mundos cotidianos permeados de vida en medio de tristezas, ironías, encanto, desencanto, amor nostálgico de nuestras vidas comunes y corrientes.

 

Esta mujer ancestral para el espíritu lector, sin proponérselo, me ha acompañado muchos años. Acuñó el lápiz que me lleva. Hoy, me fui de parranda con ella, viajamos en la magia de sus manos por muchos lugares, navegamos por su mar de historias buscando aquella que todavía no se escribe, dice mi autora.

[1] Título de texto de Cristina Pacheco

[2] Seudónimo con el que firmaba Cristina Pacheco