Toluca

Views: 1173

Voy a cantarle a una tierra más tibia que fría, sin definido acento y con poca deslumbrante luz.

Una tierra de grises subidos, de inmejorables misterios y monacal fervor.

Toluca se llama el lugar, casi de paso es y con poco turismo, unida a la gran capital e insípido sabor.

Su magia bien escondida la tienen y hoy con curioso Collages: Quedan vestigios de provincia con smog de gran ciudad.

No le hallo sabor, su historia no me mueve… ¿Ton’s, porqué la quiero tanto y cuando no estoy aquí la extraño? ¿Por qué es bálsamo en mi vida y me gusta vivir aquí? Tal vez porque esconde tanto que parece no estar, o por sus atardeceres sangrantes o el corazón de sus mujeres que más de una vez me han hecho llorar.

¿Influirá el aire del nevado, un dulce de tejocote paseando por el portal? O lo que al alma duela y aunque no pesen, lo más pesado es: Aquí están las cenizas de lo que más quise en la vida, y tal vez todo es lo que me ato pa’ siempre a este lar de lánguido y tranquilo actuar. Y hasta creo que tú escondida gracia está jugando con la palabra: Eres sin ser y siendo mucho, poco te importa darlo a conocer.

Y poco se sabe de tus poetas, de tus damas de tronío, de tus antiguas fiestas a la Virgen del Carmen, reuniendo como en tu placero taco: Collage de sabores que… dígame, ¿Qué otro lugar tendrá? toluquita, escenografía del teatro de mi vivir: cada vieja calle que queda algo me recuerda, cada querida gente que ya no está, en la garganta un nudo no me deja hablar, al aparecerme el ayer.

Son fabulosas tus postales: el Nevado, el Cosmovitral, el Portal, del alfeñique tu feria y de los cercanos pueblos sus fiestas al santo patrón.

Rezamos en montón de iglesias y tus diablos rojos cimbran la bombonera con un siquitibum.

¿Dónde quedaron tus viejos barrios, tus túneles subterráneos y tu añorante amor filial?

¿La de la República con más migración? Y ya no sólo te queremos los de que aquí nacimos y vamos a morir, te quieren también, los miles que aquí hallaron trabajo, amor, cobijo y razón de ser. ¿No tienes encanto? Entonces ¿porque tantos te queremos tanto? y como probar un mosquito: no se quedó en el gaznate, te llego al corazón.

Toluca, mi reina, mi amor, que siendo mucho, no me afanas en darlo a conocer.

Toluquita, ojalá que seas mi cobijo final, pos la mera verda’, pa’ siempre bajo tu tierra pa’ siempre quiero estar.

Salud.