TRABAJAN PARA MEJORAR LA SALUD EMOCIONAL DE ADULTOS MAYORES

Views: 370

Amecameca. Con el fin de promover el adecuado manejo del estrés y el sano desenvolvimiento psicosocial entre las personas de la tercera edad, los integrantes de la Brigada Multidisciplinaria, de la Secretaría de Desarrollo Social, que encabeza Alejandra Del Moral Vela, efectuaron espacios de relajación y aprendizaje.

En Amecameca, los profesionales de la salud explicaron la definición del eutrés (estrés positivo que permite mejorar la productividad y alcanzar metas diarias) y el distrés (estrés negativo que surge cuando una persona se siente amenazada e insegura en diferentes situaciones).

Detallaron que están condicionados con factores externos y el entorno, asimismo, se hizo hincapié en que ambas tienen una relación directa con los síntomas psicológicos y emocionales.

Durante el taller, se realizó una actividad en la que los adultos mayores aprendieron a equilibrar su estado anímico, logrando identificar las causas del eutrés para trabajar con ellas y, de ese modo, disminuir las emociones negativas.

Ante este panorama, los brigadistas destacaron que contar con espacios de relajación y distracción coadyuvan a apreciar la evolución y madurez del adulto mayor, reafirmando su importancia en la sociedad, ya que son fuente de sabiduría y experiencia.

Por ello, dieron a conocer que el Gobierno del Estado de México, encabezado por Alfredo Del Mazo Maza, está comprometido con implementar talleres que abonen a mejorar su calidad de vida.

Por otro lado, los brigadistas se trasladaron a Jiquipilco, donde se realizó la toma de signos vitales como presión arterial, ritmo cardiaco, frecuencia respiratoria y saturación de oxígeno a los beneficiarios presentes.

Posteriormente, el equipo multidisciplinario explicó qué es arteterapia y cómo, a través del uso de las artes visuales como método terapéutico, pueden estimular su capacidad creativa, amplificar la memoria sensorial, fortalecer la autoestima y prevenir trastornos mentales.

La dinámica práctica consistió en dejar volar la imaginación al pintar una piedra al gusto de cada asistente, con el objetivo de fomentar la participación e interacción de las personas de la tercera edad en actividades artísticas y fortalecer las relaciones intergeneracionales. Todo esto propicia un envejecimiento activo y saludable.