UNA NOTICIA MALA Y UNA BUENA

Views: 858

Reitero la orgullosa militancia priísta de muchísimos años. Siendo aún niño, participé en un grupo que actuamos como porra en todo el estado, en la campaña a gobernador del Prof. Carlos Hank González, liderados por la maestra Carolina Lino de Aguilar, además soy hijo y nieto de exdiputados y expresidentes municipales tricolores, trabajadores y honestos: Wenceslao Rangel Bastida y Pedro Espinosa Hdez. Es genética y convicción.

Me siento avergonzado por lo que está defecando alito, peor que si estuviera crudo. Se requiere mucho cinismo y nada de progenitora para dañar al partido (es lesionar también a México). Destruirlo es la divisa que seguramente le encargó Manuel López. Hacen yunta, los peores presidentes del país y del instituto político que tanto logró por todos los mexicanos.

Lo único negativo del Partido Revolucionario Institucional, han sido los malos dirigentes. (no confundamos la doctrina con los ministros que la aplican). Muchas voces, unas lo lamentan y otras lo festinan, dicen que el PRI está agónico y que lo enterrará alito. Yo lo aprecio distinto, la estructura humana del PRI sólo está enferma, grave, y hay que extirpar el tumor; a ese si hay que enterrarlo, boca abajo.

Recordemos que el partido es una entelequia, es de papel, al PRI le damos cuerpo y forma los simpatizantes, los integrantes, los militantes, los cuadros y los dirigentes. Somos millones de personas, (no sólo los 3,000 que se reunieron el pasado “domingo 7” y sin pudor y dignidad votaron a mano alzada, (al estilo de su ahora jefe político Manuel López, aunque muchos aún no lo saben), y estamos puestos y dispuestos a rescatar al mejor partido de México, modelo en otras Repúblicas.

La mala noticia de las reformas a los documentos básicos no nos desanima, por el contrario, fue lo mejor que pudo hacer Alejandro Moreno Cárdenas, para despertar al tigre que todos llevamos dentro. La batalla que inicia es por la democracia, por México; y los que nos consideramos políticos, incluidos los futuros priístas, debemos luchar por depurar y renovar al partido.

La buena noticia, es el importante anuncio de Guadalupe Acosta Naranjo, de que el Frente Unido por México se convertirá en partido político. Esto significa que, a pesar de que la mayoría de los sufragantes del 2 de junio (por hambre y sin consciencia) permitieran la posibilidad de que el comunismo se apropie de un país. Con plenas libertades y estabilidad política, hay espacio, hay tiro.

El nuevo partido fortalecería a la oposición y seguramente sus documentos básicos serán coincidentes con el PRI. Evidentemente estoy ponderando en alta estima el equilibrio político indispensable en una sociedad progresista y cuyos líderes

políticos positivos tienen claro el sendero a transitar en aras del desarrollo político, social y económico. incluido el PRD.

¡Gracias alito por provocar la reflexión, por recordarnos cuanto le debemos al PRI, por tocar las fibras más sensibles, y por rascarle a king Kong!

Lic. José Rangel espinosa
X (Twitter): @PepeRangel1910