ADN

Views: 776

La situación está

como para prender una veladora

a tu santo de devoción.

Vengo con la urgencia

de encontrar el origen

que me anuda la garganta y nubla los ojos.

Me han dicho que cargo al enemigo.

Estoy consciente

que estos últimos días

lo único sano

que puedo decir es ¡cuídate!  ¡Adiós!

El basural de grandeza

se ha vuelto interminable; muerde y sangra.

La máscara de hielo se pega a mi cara.

Tengo la sensación de estar mirando

por última vez y los ojos se astillan.

No puedo adueñarme del fuego,

nací con una anomalía en mi ADN.