ALE DEL MORAL: LIDERAZGO QUE HACE LA DIFERENCIA

Views: 1196

El ser humano es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente. En la larga y tortuosa evolución de la especie humana en este planeta se ha llegado a una etapa en que, gracias a la rápida aceleración de la sociedad, la ciencia y la tecnología, las personas han adquirido el poder de transformar, de innumerables maneras y en una escala sin precedentes, en el que figura el liderazgo de las mujeres para encontrar soluciones a los retos actuales de una manera más justa e igualitaria.

El empoderamiento de la mujer con su indudable capacidad como líderes y agentes de cambio, y su derecho a participar por igual en la gobernanza democrática. La elección a gobernador del Estado de México para el año 2023 es una buena oportunidad de participar en la vida pública de México, pensando en el presente para vivir un futuro mejor, de prosperidad y de esperanza para millones de mexiquenses.

Ha llegado el momento de decidir en qué lado de la historia se quiere estar, tanto en política como en el humanismo y la promoción de los Derechos Humanos que nuestra entidad necesita para fomentar el Estado de derecho que brinde el desarrollo al que aspiramos a tener.

Decisión importante la que tendrá que tomar Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, en elegir a quien será el candidato del PRI para competir por esa gubernatura en el 2023. En ello no solo se juega la herencia política de su dinastía, sino el propio futuro del partido y desde luego, el destino de sus coterráneos.

No obstante que todavía falta más de un año para que los mexiquenses elijamos a nuestro nuevo gobernador, empero, ya se han dejado ver los suspirantes y los que no tienen la intención de competir; no solo en el revolucionario sino en otros frentes políticos, en los que por el momento solo son meras aspiraciones ya que no son tiempos de definiciones, pero si del juego político.

El escenario va tomando forma. En el PRI, Alejandra del Moral se perfila como la carta fuerte del gobernador Alfredo del Mazo Maza, su voluntad, esfuerzo y carisma le han permitido superar obstáculos, y ha sido muy elogiada por ello, caso en concreto la gran labor en la dirigencia del partido en los comicios pasados, que además se caracteriza por influir positivamente en la sociedad en su conjunto.

Su primer cargo público fue como diputada local por el distrito 43 Cuautitlán Izcalli, lo ganó en 2006 y a su término se convirtió en alcaldesa de dicho municipio durante el periodo 2009-2012. De 2012 a 2015 se desempeñó como diputada federal por el distrito 7 mexiquense. Cuando Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia de la República la nombró directora del entonces Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) —actualmente Banco del Bienestar—. En ese cargo permaneció de 2015 a 2016. Para 2016, al final de la gestión de Eruviel Ávila Villegas como gobernador del Edomex, ocupó la titularidad de la Secretaría del Trabajo de la entidad. Del 17 de febrero al 22 de agosto de 2017 asumió el cargo de presidenta del Comité Directivo Estatal del PRI; desde ahí encabezó las acciones de campaña de Alfredo Del Mazo Maza, quien contendía por la gubernatura del Estado de México. Una vez que Del Mazo Maza obtuvo la victoria la designó secretaria de Desarrollo Económico, cargo en el que se mantuvo hasta enero de 2018, para después presidir una vez más el Comité Directivo del PRI en el Edomex. Posteriormente se desempeño como Diputada Local por representación proporcional y actualmente ostenta el cargo de secretaria de Desarrollo Social.

Para Alejandra del Moral, es muy importante apoyar a las madres de familia, las causas que las unen, así como el fortalecimiento del núcleo familiar. Comprende que apoyar a las mujeres es hacer familias fuertes en el Estado de México y encamina las acciones sociales y los esfuerzos encaminadas a este sector y de manera muy particular a cuidar, a resguardar y proteger a mujeres y niñas.

Sin duda alguna. La secretaria lo ha mostrado desde el primer minuto de su gestión con un liderazgo que reafirma los puestos de las mujeres en lugares de toma de decisiones para que el gobierno sea más eficiente y mucho más efectivo, en un contexto de pluralidad y de madurez, lo que permite realizar la máxima de la política, que es la vocación de servicio aunado al  compromiso político como elementos fundamentales en el Estado democrático, con el  cometido más importante aún: el de hacer nación, he aquí el fundamento.

Comprender la figura de Del Moral como una mujer con vocación, habla principalmente en hacer justicia de las causas sociales, mediante el esfuerzo, pasión y mucha perspectiva, que más allá de filias y fobias, cuenta con la personalidad de competir y por supuesto de obtener el triunfo electoral.