De la Barbería Clásica a la Moderna Barbería con Tattoo

Views: 5773

Aunque las barberías más antiguas se remontan al siglo XIX, ha sido, en la última década, cuando han ganado nuevo auge en nuestro país, para atender a los hombres que ponen cada vez mayor atención al cuidado personal y a su imagen.

Entre las opciones que existen en la capital mexiquense, destaca La Logia Barberías & Tattoo, concepto único que además de servicios como corte de cabello y barba, ofrece una variedad de tratamientos que se complementan con un estudio de tatuajes.

Ubicada en Avenida Morelos poniente 809, en el Barrio de La Merced, La Logia Barberías & Tattoo abrió sus puertas en nuestra ciudad el pasado 20 de julio; con Israel García y Karina Sotelo como gerentes, da empleo a tres barberos, y a dos artistas del tatuaje con distintos estilos: Luis Alarcón Patiño, especializado en acuarela y black work, y Tomás Mala, quien realiza tatuajes en realismo, retratos y black and gray. Todos ellos, son originarios de la capital mexiquense.

Espectacular interior del local.

El concepto nace hace tres años, cuenta con 10 sucursales en el país  –Ciudad de México, San Luis Potosí, Veracruz, entre otras plazas–, es filial de The Barber Spa, franquicia que fue desarrollada en el Tec. de Monterrey, Campus San Luis Potosí, registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) en la Ciudad de México hace 9 años, tiene 72 establecimientos distribuidos en territorio nacional.

Israel García explicó: El rango de The Barber Spa es para gente arriba de 30 años de edad con poder adquisitivo mayor. Nos dimos cuenta de que no teníamos un concepto que cubriera a los chavitos de 18 a 35 años, que no tienen el mismo poder adquisitivo. Esta barbería nace para cubrir ese segmento de mercado a un costo accesible.

Es un establecimiento que opera bajo una política de No discriminación, además son amigables con las mascotas, pues tienen un espacio en que éstas puedan permanecer mientras el cliente es atendido.

En el tiempo que llevan funcionando, le sorprendió que al servicio de tatuaje han acudido más mujeres, increíblemente, quizás en una proporción 65/35 nos ha tocado ver más chicas con tatuajes. En lo que toca a la barbería atienden exclusivamente a varones, reveló que acuden más a corte de cabello que a barba, en una proporción 70/30.

Hay muchos hombres que ya se están comenzando a cuidar y no son metrosexuales, simplemente son hombres que se quieren ver bien, limpios. Hay clientes que vienen cada 12 días a cortarse el cabello porque quieren lucir impecables, dijo.

Sobre el servicio que ofrecen, describió: Lavamos el cabello y en cada corte de barba ponemos vaporizador. Trabajamos el estilo italiano, es decir, ponemos toalla caliente para abrir poros, un aceite especial para preafeitar; seguimos abriendo los poros con el vaporizador; los cerramos con una toalla caliente y ponemos fomentos para los ojos, son muy relajantes, realmente hasta hay clientes que se nos han dormido.

También ofrecen cuatro faciales cuyos costos oscilan entre 200 y 450 pesos, y un tratamiento para combatir la calvicie. De manera gratuita realizamos una prueba de diagnóstico con un capiloscopio, que nos ayuda a ver cómo está creciendo el folículo, y si no viene taponeado con grasa. Con el tratamiento la removemos; en cuatro sesiones limpiamos, borramos la grasa y damos producto para que nazca cabello de nuevo en zonas donde ya no se tenía. El tratamiento completo duraría 3 meses, sin embargo vas a ver resultados desde el primer mes. La sesión tiene un costo de 320 pesos de manera individual o mil pesos por cuatro sesiones.

La Logia Barberías & Tattoo ofrece un espacio con futbolito y una sala de espera con Xbox para dos personas, además, bebidas de cortesía –cervezas, agua, refresco y próximamente, dos bebidas de la casa–, a  fin de hacer agradable el tiempo de espera. Cobran 150 pesos por corte de cabello, 170 por corte de barba, o ambos en paquete por 310.

Aplican otros descuentos. Por ejemplo, tiene convenio con el Conservatorio de Toluca y el Consejo Estatal de la Mujer para ofrecer el 10 por ciento de descuento (en el caso del Consejo, aplica para esposo, hijo, hermano o padre de las mujeres que ahí laboran), presentando credencial. Manejan un Sistema de Lealtad  en el que el cliente acumula el .05 % en puntos por cada compra de productos o servicios; ofrecen servicio gratuito a cumpleañeros presentando credencial INE; certificados de regalo, y por temporadas, promociones como 2X1 en cortes o descuento en tatuajes que dan a conocer a través de su página de facebook.

La tendencia en cortes y barbas

En lo que respecta a cortes de cabello, Israel García dijo que por ahora prevalece el estilo fade (desvanecido), que se divide en low fade, high fade y medium fade, un corte que empieza con máquina baja y va subiendo poco a poco; hay quien pide un corte con navaja para delinear el cabello, o grecas (líneas que siguen cierta figura en el cabello).

También es muy común que los clientes busquen imitar el estilo de futbolistas. Llegan y nos piden, el corte de Neymar, de Messi o de Cristiano Ronaldo.

El fade también se usa en barbas, para dejar la parte de abajo “más grueso” pues da la apariencia de mayor pulcritud. Y aunque en Toluca hay hombres con abundante barba, reconoció que también hay clientes que buscan que les crezca. En tales casos hay productos, una pomada (que se usa por la noche) y una loción (para el día) con minoxidil al 5%. Nuestro producto estrella está siendo ese, muchos chavitos nos preguntan por algo para que les crezca la barba y es lo que recomendamos, explicó.

También cuentan con tónicos para el cabello, mascarillas, pantallas protectoras, entre una variedad de productos especializados desarrollados por la propia marca y fabricados en San Luis Potosí.

Entre sus clientes habituales está el jugador de los Potros UAEM, el brasileño Rodrigo Bronzatti.

Rodrigo Bronzatti, jugador de Potros y cliente.

TATUAJES

Luis Alarcón Patiño es uno de los tatuadores que laboran en La Logia Barberías &Tattoo; tiene 28 años de edad, es estudiante del sexto semestre de la licenciatura en Arquitectura. Aprendió a tatuar en la Ciudad de México y lleva cuatro años practicando este arte.

Tatuar es algo muy personal. Para mí, entra un cliente y sale un amigo porque literalmente quedo en él, le doy un pedazo no solamente de mi tiempo sino de lo que hago y de lo que vivo, y él, obviamente tiene la confianza para entregarme su piel, y decir que su diseño le va a quedar bien, que se le hizo en un espacio sano y limpio, señaló.

En este sentido, destacó las medidas de sanidad en que se debe realizar su trabajo. Su estudio es cerrado y sellado, además se sanitiza totalmente cuando se va a realizar un tatuaje; desde las tintas, el mobiliario, el piso, el aire, todo.

Aseguró que nunca ha visto tatuajes que se infecten, pero se llega a dar por un mal manejo. Por eso todo tiene que estar completamente sanitizado, incluidas las máquinas. Mucha gente no las limpia y a final de cuentas, cuando realizas un tatuaje, es una incisión y llega a haber sangre, todo eso lo llevas a la máquina y si no se sanitiza, hay contagio, a eso se le llama contaminación cruzada.

Por otro lado, como norma en La Logia y de manera personal, no recomienda realizar tatuajes en cuello, manos, planta del pie o dedos, pues son zonas del cuerpo muy delicadas; por ejemplo en las manos, el roce desvanece el tatuaje, por eso no es recomendable. Hay gente que se los hace, pero tiene que estar realizando retoques. Tampoco tatúan a menores de edad, a menos que cuenten con permiso de ambos padres y vayan acompañados por ellos.

Quienes se tatúan en La Logia deben además, llenar previamente un formato para conocer sus antecedentes médicos, si tienen cicatrización queloide, si han tenido alguna operación, si padecen anemia, etcétera, para evitar complicaciones.

Luis ha tatuado a personas con cicatrización queloide, pero explicó que el proceso debe ser con más calma, y tratamos de no herir la piel.

Compartió que recientemente al estudio llegó una chica que había superado el cáncer y quería tatuarse para recordar esta experiencia; menor de edad y acompañada de su mamá. Le explicó que requería autorización de su médico tratante para realizarlo.

En cuanto a diseños, muchos de sus clientes llegan con la idea de cierto tatuaje, su labor consiste en indagar los gustos, qué quiere y su estilo, para ayudar a afinar detalles. Lo que manejo es black work, trabajos sencillos muy cargados en negro. Desde su perspectiva, el estilo más complicado es el realismo, ya que necesitas tener mucho ojo para identificar varios tonos y plasmarlos en la piel.

Compartió que ha hecho cosas fuera de lo común: Una vez llegó un chico y se quiso tatuar un taco zombie y un tarro con ojitos; o una chava que se hizo unos relámpagos exactamente en la ingle. También recuerda otros tatuajes con mucho significado, como el de un amigo que se tatuó una cámara en el brazo, en honor a su papá que es fotoperiodista y superó una enfermedad; o el de una chica, que se tatuó en el pecho la firma de su padre fallecido, tras encontrar el sello de esta.

Los costos de tatuajes en este estudio van desde 1,000 pesos en diseños con un tamaño de 3 a 10 centímetros, hasta 2 mil 500 a 3 mil pesos por área; ó 1,850 pesos por sesión de 2 horas y media, cuando son diseños más elaborados.

Diseño de Luis Alarcón.

Con diseño definido, el siguiente paso es imprimir el stencil en termocopiadora, plasmarlo en la piel, sanitizar y comenzar a tatuar.

Enfatizó que busca que cada cliente quede satisfecho pues es algo para toda la vida. Recomienda el uso de “saniderm”, una película que ayuda a cicatrizar. Asimismo, refirió que para que al final sea un buen tatuaje, 50 por ciento es su trabajo, y el otro 50 por ciento depende del cuidado de cada persona.

Por otro lado, dijo que hacerse un tatuaje es una decisión que no debes tomar tan a la ligera, hay personas que se tatúan cosas con sentido, otras no tanto, solo por gusto. He visto chicos de 13 años ya todos tatuados y a mí no me parece del todo bien, pues es una decisión importante.

Luis Alarcón tiene 22 tatuajes, 21 de ellos los realizó él mismo.

Cabe destacar que recientemente, Luis Alarcón le hizo un tatuaje en el antebrazo a la portera del Toluca femenil, Pamela Gutiérrez.

Luis Alarcón y Pamela Gutiérrez.