Disgorge, que de la mano de Antimo Buonnanno catapultaron su brutalidad al mundo

Views: 671

El mítico grupo Disgorge, ellos mismos nos comentan que se trata de entregar lo que sabemos hacer que es Gore Metal y entregar la sangre en el escenario. Así que en esta ocasión hablaremos acá de su música; sin embargo, les aseguro que no será para todos los gustos, por ahora será para aquellos que seguirán leyendo porque tienen estómagos fuertes y duros como una roca, inclusive son amantes del mosh pit. Se trata de Disgorge, los mexicanos, no los estadounidenses ni europeos. Es una banda de brutal death metal formada en Querétaro, México a principio de los años noventa. Son considerados como una de las bandas más brutales, literalmente hablando, de todos los tiempos. Son rápidos, fuertes, muy ruidosos y muy, pero  muy buenos. Así es que presentamos acá para ser escuchados a la banda más extrema y brutal del mundo. Inquietantemente enferma, la música es death grind  al estilo de la antigua tradición de Carcass con influencias más modernas de líderes como Cryptopsy. Has sido advertido. Ellos comenzaron en 1993, con el objetivo de crear la banda más enferma y brutal de México. Fueron muy influidos por el antiguo sonido del death metal de finales de los ochenta, inclusive comparados con Grave, Incantation, Mortician, Dismember y Carcass

En 1999, lanzan Forensick impactando a la escena mundial, no sólo por mostrar una de las portadas de álbumes más explícitas de la historia, sino también porque incluía diez canciones del Death Grind Gore más brutal, pesado y caótico que jamás haya existido. De hecho un músico ya de fama en este tipo de escenas, nada menos que George Corpsegrinder Fisher, tuvo que llegar de otro país para dar un merecido reconocimiento, se dice que quedó tan impresionado cuando abrieron para Cannibal Corpse que los buscó e hizo algunos vocales invitados en este álbum, y desde entonces, aparecen en muchos importantes shows underground de metal extremo y giran por toda Europa. Aquí es donde podemos mirar la falta de hazañas en la escena del death metal mexicano, en comparación con las de Europa o Estados Unidos, así mismo la falta de apoyo entre los metaleros mexicanos y el bajo desarrollo de la escena. Pero regresemos a la música: 

En su haber cuentan con cuatro discos de bastante calidad pegados a sus motosierras: Chronic Corpora Infest, Forensick, Necrholocaust y Gore blessed to the Worms. Me gusta en lo personal Nechrolocaust. producido por Dave Rotten, vocalista de la banda paisana Avulsed. Es un disco buenísimo un poco alejado del Goregrind de Forensick, por ejemplo, bastante más Brutal Death metal y en algunas canciones, como en el caso del tema homónimo del disco, con ritmos casi doomers excepto cuando entra el imponente y asesino blast beat de Willy, el baterista. Ahora bien la voz de Disgorge  ha variado con el paso del tiempo, pero desde que llevan trabajando con el señor Rotten se ha convertido en uno de los growls más espectaculares jamás visto, es extremadamente oscuro y cavernoso sólo por parte de Antimo Buonnano, ya fuera de la banda. El trabajo de guitarras también es de lo más pavoroso y deleitable. Así es que si te gusta el metal más brutal o el grindcore no deberás pasar sus sonidos en ningún momento, sin duda taladrarán en sus cerebros a golpe de machete, con toda la brutalidad que se merece esta gran banda mexicana.

Rememorando, Disgorge solía ser una de las pocas bandas que literalmente me daba escalofríos; recuerdo que me sentí ahogado en la experiencia más repugnante y enfermiza de aquellos días de Forensick, por ejemplo, luego vino el  Necrholocaust y los días de gore terminaron, pero en su lugar llegaron los buenos días. Así es que llegó Gore Blessed To The Worms, donde encontramos la palabra viciosa disfrazada; este álbum muestra una banda increíblemente sólida con una música asombrosa y una brutalidad contundente que licuará todo el cuerpo mientras todavía estás ansioso por recibir más de este horrendo triturador de miembros. Es todo lo que un fanático del Brutal Death Metal podría pedir en realidad, música hostil con estructuras grotescas y batería a todo volumen con ritmos súper pegadizos. Ahora hablamos del verdadero Death Metal. Necrholocaust es bastante diferente a los lanzamientos anteriores; sin embargo, parecen  haber cambiado definitivamente. El primer cambio notable son los nombres de las canciones, aquí no tienen referencias médicas y se podría pensar que el tema gore está fuera de este álbum, en las letras  hay sangre, tripas y vómitos salpicando todo. La producción también agrega un nuevo sonido claro al álbum, lo que hace que la voz sea un poco comprensible y los riffs de guitarra también sean muy claros. Sin embargo, es posible escucharlo al menos dos veces para diferenciar una canción de otra. 

La voz de Antimo en este álbum es impecable, sus gritos de tono bajo son una locura. Además, sus gritos agudos son algo que a muchos vocalistas de death metal les gustaría lograr. Los trabajos de guitarra también son un poco más técnicos que otros relases de Disgorge. Por ejemplo, la primera canción Raise the Pestilence comienza con una intro muy oscura y de repente comienza la canción real con un ritmo explosivo. Es una gran canción, especialmente en la parte media cuando se toca un riff lento. Además, Antimo hace un muy buen uso de los gritos agudos, y al final de la canción podrías pensarse que él está a punto de vomitar. Luego, sin tiempo para pensar en esta canción, el álbum estalla con Sodomic Baptism, es una de las favoritas de este álbum. En la siguiente canción Macabre Realms of Inhuman Bestiality, volvemos a una intro oscura y tenemos otro riff lento que hace que esta canción se destaque de las otras. Vale la pena destacar que Disgorge tiene una de las mejores presentaciones en vivo. La canción, Excremential Lust retoma el gore muy, muy sucio a su contenido lírico y una vez más Antimo demuestra su talento como vocalista de death metal.

Sí, Disgorge ya no es Goregrind, afortunadamente para algunos, lamentablemente para otros, pero este lado más nuevo de la banda es extraordinario, inclusive más brutal que el viejo Disgorge. Quiero decir, seamos sinceros, ya era bastante difícil captar un riff de guitarra o una línea de bajo debido a la asquerosa producción que no incluía nada más que tambores muy fuertes y voces aún más fuertes. Así es que Antimo en los viejos tiempos, pero seguramente hace un trabajo sobresaliente, su voz no es nada.