El descubrimiento

Views: 664

El 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón descubrió un Nuevo Mundo.

El 16 de julio de 1969, Neil Alden Armstrong, comandante de a bordo, de la misión Apolo 11 fue el primer ser humano en poner un pie sobre la luna: Un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad.

El 3 de diciembre del 2018, comenzó la transmisión La Mañanera cuyo guionista, director y actor es Andrés Manuel López Obrador.

En los tres casos citados se descubrió un nuevo mundo y sucedió que la visión de la historia que se tenía cambió.

Son historias sabidas los dos primeros casos y en el tercer caso, asombra para millones el descubrimiento del México Escondido que además de hacerlo público propiamente nos lo descubrió AMLO que los mexicanos vivíamos obnubilados y millones murieron con la creencia de vivir en ese país de Fantasilandia, arrullados por el radio y la T.V. comerciales, por una iglesia católica adherente y cómplice del poder público y unos gobernantes mentirosos y rapaces.

Así, transcurrió, la vida para millones que vivieron en una terrible y espantosa mentira.

Una vida en la penumbra.

Así como en la Rusia de los Zares Potemkim engañó a la Zarina Catalina mostrándole un país esplendoroso, unos habitantes que vivían en Jauja así, aquí en Mexicalpan, una partida de rapaces, juniors y contlapaches, gobernaron al país y lo más lamentable y triste: dominaron conciencias y le chuparon su hálito creador a lo más selecto del país. Pero como en todo, hubo islitas de lucidez y progreso, es el caso de Lázaro Cárdenas del Rio, Adolfo Ruiz Cortines y Adolfo López Mateos, pero la demás historia nos debe llenar de vergüenza sobre todo desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto quien a propósito desnuda a EDOMEX: ¿en seis años no nos dimos cuenta de su terrible incapacidad y otra, que de ahí de la gubernatura haya brincado a la presidencia y nos los hayan vendido como los productos chatarra que promueve TELEVISA?

Esto último fue criminal, pues la tranza, la corrupción y la trapacería ocasionaron millones de pobres y miles de muertos.

No es posible haber aceptado lujos, dispendios, el avión presidencial, el Fobaproa, etc y sobre todo el tácito permiso para llenar las mentes de veleidades, función que cumplieron con creces la TV comercial, la prensa vendida y los intelectuales orgánicos.

Tantos prohombres que hoy valen basura. Tantas estatuas, parques, hospitales… dedicados a pillos de la toda laya y falsedad.     

¿Quién en su sano juicio continuará admirando la monumental estatua a Carlos Hank González?   

¿Qué corto pensante añora a Peña Nieto? ¿Y quién en su sano juicio votará por Xóchitl Gálvez Ruiz, quien ya se convirtió es el hazme reír nacional e internacional?

Este México ya no es el mismo, ya despertó, aunque no estén en la cárcel los pillos, como en las películas del zorro, AMLO ya les puso su marca en la frente.

Que pinche película del pasado vimos y estamos viendo, que por cierto ya nos la habían adelantado señorones como Daniel Cosío Villegas, Tomás Mojarro, Vicente Lombardo Toledano y en el cine y teatro Rodolfo Usigli y tantos que me llevaría 30 paginas, por ejemplo, en la caricatura RIUS, Rogelio Naranjo y hoy el Fisgón.

Que padre que, finalmente se impusieron la verdad y la justicia y cada minuto de Las Mañaneras se descubra, para bien, un pobre México que fue y un nuevo México que despunta.

GRACIAS