El tiro con arco deporte de gran impacto en la historia y cultura humana (Primera Parte)

Views: 518

En está ocasión vamos a comentar brevemente acerca del Tiro con Arco, para ello comencemos comentando que son precisamente los deportes de Arte Competitivo y Coordinación aquellos que  tienen la característica de ser un espectáculo en su totalidad, por lo mismo, son atractivos para sus seguidores. Entre estos deportes se encuentra el Tiro con Arco, entra en el contexto del arte, práctica que utiliza un arco y flechas para la caza, la guerra o el deporte. Se trata, sin duda algo que demuestra una belleza incomparable, inclusive, por ahí se ha generado el mito de que es de fácil ejecución y que sus entrenamientos son como juegos. Siempre tendremos la interrogante de cómo enfrentar este mito. Entonces, comencemos diciendo que desde tiempos lejanos se establecieron confrontaciones entre personas en diferentes tipos de tiro, decir también que tiene a su favor el hecho de que se trata de un deporte con doble característica, esto es, ser deporte individual y contar en él con la modalidad de conjunto lo cual eleva la cifra de títulos que pueden ser ganados por diferentes deportistas.

Ahora bien, otra de las cuestiones tiene que ver con que un mismo deportista puede aspirar a más de una medalla. Sin embargo, como aspecto no tan positivo, hay que decir que el costo por concepto de equipamiento es elevado, aun cuando pueden bajar estos costos,  dado el beneficio que representa lograr con participantes individuales una probabilidad mayor de obtención de resultados. Aquí algunos elementos para anular las opiniones sobre la facilidad con que se puede realizar.

Algunos especialistas señalan que el origen del tiro con arco podría estar situado a más de 25,000 años antes de la era moderna coincidiendo con el Hombre de Cromañón: Su aparición ocurre hace 32,000 años atrás, en Europa y en Asia. Este ser, un Homo Sapiens con todas sus letras, cazó con tácticas de mayor inteligencia, también fabricó armas mucho más elaboradas y mortíferas que sus antecesores dejando un testimonio gráfico invaluable sobre sus hábitos y sus creencias. Las cuevas donde habitó muestran en sus paredes de roca dibujos maravillosos sobre este ser cazando animales brutales y de gran tamaño con arcos y flechas. A partir de ese momento de la Prehistoria podría decirse que se usó el arco por primera vez. Aquí es donde se podría marcar el punto de partida que diera origen a este fascinante deporte.

También tendrá un gran valor en la cultura ya que el Tiro con Arco ha estado ligado a la evolución de toda civilización humana. Un aspecto fundamental es que contiene una gran carga de valores simbólicos, inclusive rituales del tipo del Budismo Zen. Sus términos se utilizan en todas las lenguas y sus imágenes se encuentran en todos los sistemas gráficos. Entonces, los primeros pueblos de que se tiene memoria hayan usado el arco y las flechas fueron los egipcios, que adoptaron el arma hace al menos cinco mil años y durante la época de los primeros faraones practicaron el tiro con arco para cazar y para luchar contra los antiguos persas, que iban equipados sólo con lanzas y hondas. Además, fueron los primeros en desarrollar arcos compuestos, es decir, hechos con distintos materiales, estirando los intestinos de ovejas para hacer cuerdas, por ejemplo. Los arqueros egipcios viajaban en la parte trasera de los carruajes y debió haber sido asombroso ver cómo atravesaban desiertos para enfrentar a los ejércitos enemigos. Poco tiempo después, su uso se generalizó en todo el mundo antiguo, los asirios y babilonios utilizaron con gran eficacia estas armas, inclusive hay que decir que en el Antiguo Testamento hay varias referencias a la destreza que tenían los hebreos en el tiro con arco. En China, se remonta a la dinastía Shang (1766-1027 a.C.), cuando un carro de combate transportaba un conductor, un lancero y un arquero. Durante la dinastía Chou (1027-256 a.C.), los nobles de la corte asistían a torneos de tiro con arco que eran acompañados de música y elegantes salutaciones.

Durante mucho tiempo se pensó que las huellas de la primera utilización del arco se sitúan a fines de la época paleolítica hace alrededor de 10,000 años. Sin embargo, en 1952 el arqueólogo Ruzt descubrió cien flechas de madera y dos fragmentos de arcos alrededor de Hamburgo y las investigaciones permitieron fijar la fecha de los restos de treinta mil años A.N.E.

Es entonces importante considerar que los primeros estudios de carácter evolutivo nos regalan la idea de que el arco y la flecha significaron un instrumento cuyo invento marcó un punto culminante en el desarrollo del hombre primitivo. Es el tránsito al estadio superior del salvajismo.