+ Elección Edomex 2023; Sólo Hay De 2 Sopas: Alejandra o Delfina; la sociedad no puede equivocarse; Alito Moreno vino el sábado a arengar a las fuerzas vivas

Views: 88

La frase:

Los debates sin debate ya pasaron, las campañas siguen y están próximas a terminar: ¿Habrá conciencia para ir a votar?

ES PREGUNTA

 

EL DESTINO DE MÉXICO SE JUEGA EL 4 DE JUNIO: ALITO MORENO

Los buenos gobiernos prestigian. Hoy apoyamos una mexiquense que sabe de política y que será una gran gobernadoraAlejandra del Moral, pero necesitamos de votos y eso es lo que hay que motivarLa Coalición se fortalece cada día, dijo Alito Morenopresidente del PRI nacional en el encuentro de liderazgos sociales y políticos de Toluca.

Temprano, a las 9:00 horas se este sábado, ante la asistencia de Ana Lilia Herrera, Martha Hilda González Calderón, Marcela Velasco, Erwin Lino, Melissa Vargas Camacho, Raymundo Martínez, Juan Carlos Núñez Armas, Domitilo Posadas y otros, se dio la reunión.

Llamó Moreno a fortalecer el valle de Toluca para lograr un triunfo inobjetable y claro en favor de Alejandra del Moral, dijo ante Fernando Zamora MoralesAgustín GascaArmando Garduño Pérez y otros ex presidentes y los exhortó a cerrar filas.

Si cada uno de ustedes visita a diez personas y las convence de votar por la candidata del PRI y de la Coalición, sumaremos los votos requeridos, advirtió.

Presentó la ruta del 4 de junio, dijo de los hombres y mujeres del partido, que han sido capacitados, que saben de elecciones. Más que nunca debemos tener la firme convicción de que vamos a ganar.

El priismo mexiquense, siempre ha sido solidario en las buenas y en las malasEl priismo mexiquense ha aportado al PRI nacional y a todo el país.

Durante

Agradeció la anfitrionía de Ana Lilia Herrera. También a Raymundo Martínez.

Habló ante la esencia y la fuerza de nuestra gente. Hay que ganar la confianzaLlamó a cerrar con fuerza y fortaleza, con unidad palabra fácil que no lo es tanto y que se construye todos los días.

Un buen priista habla bien del PRI en público y en privado, el respeto se gana, la confianza se gana y la lealtad se demuestra;  si se falla en una se pierden las tres.

La fuerza del partido es cuando tenemos a un compañero en campaña, hoy es una compañera, una mujer que ha sido dirigenteservidora pública, que conoce el Edomex, las elecciones no se ganan con buenas intenciones, sino con votos. Todos los que estamos aquí vamos a redoblar esfuerzos para ir por los nuestros el 4 de junio. Hoy se fortalece la Coaliciónlos de enfrente están desesperados porque tenemos militancia y capacidad para gobernar.

Elección Edomex 2023; Sólo Hay De 2 Sopas: Alejandra o Delfina; la sociedad no puede equivocarse

Para los mexiquenses no hay más que dos sopas para el cargo de Gobernadora del Estado de México para el periodo 2023-2029: o Delfina Gómez Álvarez, o Alejandra del Moral Vela. La primera impulsada por la coalición Morena-Verde-PT; y la segunda por la coalición PRI-PAN-PRD-Nueva Alianza, lo cual abona aún más a la polarización ideológica generada desde la Presidencia de la Repúblicadividiendo prácticamente en dos bandos al país y a las familias.

La elección mexiquense, que tendrá su punto culminante el primer domingo de junio del presente año cuando más de 12 millones de mexiquenses deberán acudir a las urnas electorales para elegir a quien será su primera gobernadora en la historia de la entidad, ha sufrido la embestida del discurso presidencial de odiode división y de enfrentamiento entre seguidores de los diferentes partidos políticos, cuyas dirigencias nacionales han decidido agruparse en dos bandos, los que apoyan la Cuarta Transformación para darle continuidad, y quienes buscan derrotarla al considerarla el mayor engaño en el país con resultados totalmente adversos a los ofrecimientos de combate a la corrupción, a la impunidad, a la inseguridad, al nepotismo, al desempleo, a la pobreza, al abuso de poder, entre otras.

No habrá, en consecuencia, una tercera vía para el electorado mexiquense, lo cual podría representar un incentivo para abatir los índices de abstencionismo al polarizarse la pugna entre las dos opciones políticas, pero lo mismo podría desalentar a los votantes al no contar con una opción alterna, fuera de esta confrontación radicalizada, para encontrar una alternativa conciliadora.

En los hechos, la elección del Estado de México se ha convertido en el enfrentamiento preliminar de lo que será la gran batalla electoral presidencial del 2024, donde finalmente se definirá la suerte de la Cuarta Transformación y del Partido Revolucionario Institucional, a pesar de que comparten origen ideológico.

En medio de este torbellino de guerra ideológica polarizadapoco o nada han podido hacer las candidatas Alejandra del Moral Vela y Delfina Gómez Álvarez, cuando desde la tribuna presidencial se atiza el fuego electoral contra los partidos políticos contrarios a la Cuarta Transformación, al árbitro electoral, a los tribunales electorales, al Poder Judicial, al Poder Legislativo, a los medios de comunicación, y a los críticos de la academia y de la política.

Delfina

El propio mecanismo de los debates se ha visto reducido a un mero recurso de acusaciones mutuas, alejado del espíritu de mostrar propuestas de gobierno, de defensa de posturas políticas, de contrastar modelos de gobierno, de establecer compromisos sustentados con bases firmes de cumplimiento, dado que la inercia de la polarización del debate nacional de buenos contra malos, de honestos contra corruptos, de defensores del pueblo contra los enemigos de los mexicanos, de los que aman a la patria contra los que la traicionan, es lo que ha dominado el discurso electorero, la narrativa partidista y hasta la plática cotidiana.

Lo mismo ha sucedido con el ejercicio de las encuestasutilizadas como recurso mercantilista para inventar tendencias, preferencias y ventajas inverosímiles, acomodadas y puestas a las órdenes del mejor postor, perdiendo totalmente la utilidad informativa para la ciudadanía en busca de elementos para definir la intención de su voto en la jornada electoral.

De esa manera se está llegando a la recta final de la campaña electoral, donde cada bando político se declara con ventajaganadores del debate público, y con la candidata ideal para gobernar en el Estado de México por los próximos seis años, en tanto la población sigue envuelta en la polémica ideológica que se genera desde la máxima tribuna política del país, dejando totalmente de lado el análisis de los antecedentes, las capacidades, experiencia y veracidad de quienes tendrán a su cargo la gobernanza de la entidad durante el próximo sexenio.

Curiosamente, las candidatas contendientes se acusan prácticamente de lo mismocorrupción, incumplimiento de compromisos en el ejercicio del servicio público, carecer de fuerza propia para gobernar sin dependencias de padrinazgos, pertenecer a grupos políticos alejados de los intereses de la ciudadanía y muy apegados a beneficiarse de los recursos públicos.

Cualquiera de ellas que salga triunfante en la jornada comicial, enfrentará de inmediato la presión para marcar diferencia sustancial con la forma de gobernar del largo periodo patriarcal para no caer en los mismos vicios, sobre todo a partir de hacer realidad el muy ofertado gobierno de coaliciónalgo muy alejado de lo que practica el gobierno federal, a pesar de haber sido también un ofrecimiento de campaña el no robar, no mentir y no traicionar al pueblo.

La magnitud de los problemas que aquejan al Estado de México y la cada vez más limitada disponibilidad de recursos económicos, será otro de los grandes desafíos para la gobernadora mexiquense, cualquiera de las dos que se disputan la silla gubernamental, empezando por la seguridad pública en una entidad sobre poblada, con una permanente movilidad social, crecientes grupos criminales que operan en toda la zona metropolitana del Valle de México.

Una dificultad adicional para la gobernanza en el primer gobierno feminista de la entidad mexiquense será el desbordado apetito de la poderosa figura presidencial con miras a la elección presidencial del 2024, a efecto de alinearlo a los intereses políticos de la Cuarta Transformación, independientemente de si la gobernadora es Delfina Gómez Álvarez o Alejandra del Moral Vela, como ya se hizo con el actual gobierno priista de Alfredo del Mazo Maza.

Para hacerse de la candidatura, tanto Alejandra como Delfina, tuvieron que enfrentar obstáculos poderosos, grupos políticos que buscaban imponer a figuras de mayor experiencia política, por lo que la ganadora batallará en serio para armonizar hacia adentro y hacia afuera del gobierno. La ciudadanía no puede, no debe equivocarseso pena de lamentarlo mucho, ante el enorme reto de elegir a su primera Gobernadora, ¿no le parece a usted, estimado lector?