+ En Polos Extremos, la Dirigencia y la Militancia del PRI Nacional

Views: 1804

La frase

El PRI tendrá que decidir de qué lado se va: con los tradicionalistas o con los modernistas.

RICARDO PASCOE PIERCE

SENTIDO PESAME: Vaya mi más sentido pésame a mi gran amigo Monseñor Guillermo Fernández Orozco, por el sensible fallecimiento de su señora madre Doña María Guadalupe Orozco viuda de Fernández, ocurrido el sábado 16 de octubre. Ojalá pronto encuentre cristiana resignación.

EL DETALLE: El innombrable Juan Sánchez, nulo alcalde de Toluca, mandó un boletín para informar que habría puertas abiertas en el Panteón Municipal y en el de “La Soledad” con un aforo del 70% dijo primero y luego aumentó al 80%. Las preguntas son:

¿No debería ser del 100% si ya estamos, por decreto, en semáforo verde?

¿O qué se requiere para volver al 100%, acaso un súper verde?

CON EL TOLUCA: Once años sin título, camino a los 12 y el Toluca se desfonda. Revivió a un muerto llamado Guadalajara y sumó su cuarta derrota de la temporada, pero además se ve mal, por ningún lado aparece la eficiencia.

Sambueza fue bien marcado por Beltrán y Molina y se acabó el accionar del Toluca. En la primera parte, se lesionan dos jugadores, primero Rodrigo Salinas, quien no había sido titular y después Luis García, ambos de cuestiones musculares y por ellos mismos, no por agresión del rival.

Estrada paseó su costo de 3 millones de dólares, con la inutilidad de siempreCanelo muy lejos de la forma que exhibió en el torneo anterior, como que sufre “campeonitis” (por el título de goleo que logró). Rigonato volvió a su falta de rendimiento. Ian González, quien entró de relevo, tuvo una y la voló. Vanegas tuvo dos opciones de gol y una casi la saca del estadio, la otra pasó a un lado.

Los relevos no relevan nada a excepción de la inutilidad, me refiero a Samudio y al propio González. Solamente Jorge Rodríguez luchó, pero bien poco pudo hacer.

El debut de Gutiérrez en la portería, fue buena, atajó dos goles hechos y si bien le metieron dos, no fue su culpa en ambos casos la defensiva lo dejó solo.

La línea media se mantiene desaparecida.

Total, al Toluca le quedan 4 rivales, el primero Necaxa que viene el próximo miércoles, sigue en tercer lugar con 21 puntos, a siete del América y uno del Atlas, pero con negras perspectivas.,

En Polos Extremos, la Dirigencia y la Militancia del PRI Nacional

Mientras la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) camina hacia el acuerdo fácil con el gobierno de la Cuarta Transformación, como lo han hecho los gobernadores de Sinaloa, Quirino Ordaz o el de Oaxaca, Alejandro Murat, para no exponerse a presiones legales como las que enfrentan Ricardo Anaya, Rosario Robles o Emilio Lozoya; la militancia priista del país reclama defender con dignidad los intereses de la nación ante el inminente retroceso hacia un presidencialismo autoritario y un Estado monopolizador.

Los priistas ven a una dirigencia amenazada, temerosa y acomodaticia, cuando el momento lo que reclama es valor, argumentos y fortaleza para encaminar a la nación hacia la modernización, la competencia global, el fortalecimiento democrático y el cuidado del medio ambiente para heredar mejores condiciones de vida a las nuevas generaciones.

El tema está candente e irá subiendo de tono, por lo que es importante analizar los puntos de vista de algunas de las voces que se han pronunciado al respecto:

El prestigiado jurista Sergio García Ramírez advierte que el Presidente de la República, jefe de una facción política, cumple la amenaza que hizo a la nación. Inicia con una primera andanada, a la que seguirán otras que forman un amplio programa de demolición. Hoy se trata de la iniciativa de reforma constitucional sobre generación de energía. Los ojos de la República se dirigen a los Diputados.

Y no es para menos, pues para que avance tal iniciativa la mirada presidencial está puesta en los legisladores tricolores, ejerciendo máxima presión para atraerlos al redil de sus partidarios, ya que el resto del bloque opositor de inmediato resolvió contener la oleada antidemocrática que se abate sobre la nación. La vacilación de la dirigencia priista puso en vilo a la alianza opositora.

Sobran razones a los opositores, quienes de antemano recriminan a los priistas no respetar los acuerdos de la Alianza Electoral Opositora (PAN, PRI, PRD) y en cambio coquetear con el poder para llegar a acuerdos contrarios al interés público, dado que la iniciativa de reforma marcha contra la tendencia mundial recogida en instrumentos internacionales que México suscribió, ya que promueve la contaminación del ambiente y genera condiciones desfavorables para millones de usuarios del servicio de energía, pues la tendencia monopólica de la propuesta presidencial favorece la generación de energía por medios contaminantes que afectan la salud y encarecen el suministro.

Una importante voz académica, es la del maestro universitario Raúl Trejo Delarbre, para quien el nacionalismo mexicano, al que se nos pretende regresar, estuvo repleto de símbolos culturales pero afortunadamente no fue, como los de otros países, una ideología autárquica, porque el nacionalismo, en el mundo, ha sido causa de aislamientos y fundamentalismos porque es, antes que nada, una reivindicación chauvinista. La exaltación desmesurada de lo propio conduce a la exclusión de los otros. “Ese nacionalismo produce escisiones territoriales y políticas, y la fragmentación de las sociedades. En nuestro país el nacionalismo tuvo un componente antiimperialista pero, antes que nada, se sustentó en la mexicanización de empresas que estaban en manos privadas. Ese nacionalismo tuvo como episodio primordial la expropiación petrolera de 1938”.

López Obrador intenta utilizar el prestigio histórico y social que tiene el nacionalismo entre los mexicanos. Se trata de un nacionalismo estrecho, sustentado en la acción de nacionalizar y no el interés de la sociedad, como sucedió con la mexicanización eléctrica de hace ocho décadas, ya que ahora no se trata de una estatización, ni mucho menos de una nacionalización, sino de la subordinación de la industria eléctrica al gobierno federal.

Para el académico de la UNAM, lo que López Obrador busca es eliminar controles y contrapesos que ahora acotan, desde el Estado, la discrecionalidad de su gobierno en el manejo de la electricidad, pues desparecerían las comisiones nacionales de Energía y de Hidrocarburos, y el Centro Nacional de Control de Energía pasaría a la propia CFE, por lo tanto “no es al general Cárdenas ni a López Mateos a quienes se asemeja López Obrador. Su empeño para acaparar decisiones a costa del resto del Estado, el desprecio por la sociedad, la persecución a opiniones disidentes, su alejamiento de la realidad, recuerdan más bien a Gustavo Díaz Ordaz”.

En opinión del izquierdista Ricardo Pascoe Pierceel PRI tendrá que decidir de qué lado de la historia se va a colocar: con los tradicionalistas o los modernistas. Con los que miran al pasado o hacia el futuro, pues se trata de un tema bastante claro, la reforma rechaza la modernidad en el sector e insiste en la rectoría única del Estado. Rechaza energías limpias y promueve el uso intenso y prolongado de energías fósiles, principalmente combustóleo.

El dilema del PRI, visto así, se divide entre la añoranza de su pasado cuando fue hegemónico y la realidad presente de un futuro incierto donde tendrá que ganar, de nueva cuenta, su lugar en la historia nacional. El riesgo está en apoyar la iniciativa de un gobierno que dejará de existir en tres años o se suma a una visión de un país con futuro. La decisión correcta evitará su desaparición para siempre. Lo contrario, significa su fin

Para el experimentado dirigente priista, Eduardo Moreno Cruz, la única declaración inteligente, sustentada, valiente y digna sobre el tema, hasta ahora, ha sido la de la senadora Claudia Ruiz Massieu, porque los demás enmudecieron, su silencio avergüenza y da coraje que sea una oposición sumisa, al igual que los diputados, a quienes se les pretende presionar con el sofisma de que deben emular las decisiones de los presidentes Lázaro Cárdenas o Adolfo López Mateos.

Militancia o dirigencia, está por verse quién gana, ¿no le parece a usted, estimado lector?