Entrenamiento psicológico para el alto rendimiento en el poomsae. (Segunda Parte)

Views: 453

La investigación expuesta en la primera parte toma en cuenta los trabajos para elaborar el perfil de habilidades psicológicas del taekwondoín universitario de competición en España y explorar el poder predictivo de estas habilidades sobre el éxito deportivo. Se evaluaron las siguientes habilidades psicológicas: autoconfianza, control de afrontamiento negativo, control atencional, control visuo-imaginativo, nivel motivacional, control de afrontamiento positivo, y control actitudinal. Para profundizar en dicho perfil se estudiaron las diferencias por género y por nivel competitivo, así como si existían diferencias entre aquellos deportistas que recibían entrenamiento psicológico en función del éxito obtenido.

Para evaluar las habilidades psicológicas investigadores administraron el Inventario Psicológico de Ejecución Deportiva de Hernández Mendo (2006) Este cuestionario consta de 42 ítems que evalúan la Autoconfianza -6 ítems- definida por Bandura (1977) como el grado de certeza respecto a las propias habilidades en la consecución del éxito en una determinada tarea; el Control de Afrontamiento Negativo -6 ítems-, el cual tiene que ver con el dominio sobre las actividades que la persona pone en marcha, tanto de tipo cognitivo como de tipo conductual, con el fin de enfrentarse a situaciones deportivas adversas; el Control Atencional -6 ítems- mide el grado de dominio ejercido sobre un estado de alerta o de preparación para la acción; el Control Visuo-imaginativo -6 ítems- evalúa el dominio de las experiencias de carácter sensorial y perceptivas que se realizan mediante un proceso controlado.

Es importante tomar en cuenta que se produce en ausencia de las estimulaciones externas que las originan genuinamente en la propia actividad; el Nivel Motivacional -6 ítems- mide el nivel de ciertos procesos internos, externos o mixtos que activa, orienta, dirige y mantiene la conducta de la persona hacia un objetivo dotándola de intensidad y duración; el Control de Afrontamiento Positivo -6 ítems- tiene que ver con el dominio sobre la actividad que la persona pone en marcha, tanto de tipo cognitivo como de tipo conductual, con el fin de mantener las condiciones atencionales y de concentración adecuadas para enfrentarse a situaciones deportivas favorables; y el Control Actitudinal -6 ítems- es el dominio sobre la predisposición para la acción y para la clasificación de los objetos, personas y conductas del entorno del individuo, y sobre el grado de reacción ante éstos y su consistencia evaluativa. Así es como lo explica el mismo autor del instrumento.

Tenemos entonces que las puntuaciones medias indican que los taekwondoínes poseen unas habilidades psicológicas por encima de la media escalar. El análisis multivariado para comparar las habilidades psicológicas en función del género y el nivel competitivo -experto/ no experto- muestra un efecto significativo del género en las variables estudiadas, no siendo significativo el efecto por nivel competitivo, ni la interacción del género por el nivel competitivo. Pero, por otra parte, los test univariados muestran que los hombres informan de más autoconfianza, mayor afrontamiento negativo y mayor control atencional que las mujeres. Además, cabe señalar que, tanto en hombres como mujeres, las habilidades autoconfianza, control atencional y control actitudinal son las que mayor número de correlaciones significativas presentan con todas las variables a excepción del control visuo-imaginativo. Por el contrario, el control visuo-imaginativo es la habilidad que menos cantidad de correlaciones significativas presenta -únicamente con el nivel motivacional y el afrontamiento positivo en hombres-.

También es significativo para el entrenamiento psicológico en el alto rendimiento del poomsae el señalar que el análisis multivariado para comparar las habilidades psicológicas en función de si reciben o no entrenamiento psicológico muestra un efecto significativo del entrenamiento psicológico en las variables estudiadas. Los test univariados mostraron que aquellos que entrenan psicológicamente tienen mayor control visuo-imaginativo, mayor afrontamiento positivo y mayor control actitudinal. También es importante el hecho de que en el análisis multivariado que compara las habilidades psicológicas en función del número total de combates ganados -éxito deportivo- y el nivel competitivo -experto/ no experto- se observa un efecto significativo en las variables estudiadas según el éxito deportivo, no siendo significativo el efecto por nivel competitivo, ni la interacción del éxito deportivo por el nivel competitivo.

Los test univariados muestran que los taekwondoínes con mayor control visuo-imaginativo, mayor nivel motivacional, mayor control de afrontamiento positivo y mayor control actitudinal fueron aquellos que ganaron algún combate. Los resultados de las pruebas post hoc muestran diferencias significativas entre los que no ganaron ningún combate y aquellos que ganaron uno o dos combates en control visuo-imaginativo y nivel motivacional, mientras que las diferencias fueron significativas a favor de los que habían ganado tres combates en comparación con los que no ganaron ninguno, en afrontamiento positivo y control actitudinal.

Los autores también exploraron el poder predictivo de las habilidades psicológicas sobre el éxito deportivo -número de combates ganados durante el campeonato- tanto con la muestra total como diferenciando por género. Se comprobó la inexistencia de colinealidad a través del factor de inflación de la varianza y el índice de Durbin-Watson. Así es que el análisis correlacional mostró una relación positiva y significativa entre los combates ganados y el control-visuo-imaginativo, el nivel motivacional, el control de afrontamiento positivo y el control actitudinal. De todas las habilidades, la única que resultó predictiva del éxito deportivo fue el control visuo-imaginativo, este último sin duda una dato muy revelador y de gran importancia para considerar en el taekwondo tomando en cuenta lo que se ha escrito líneas arriba acerca de las exigencias psicológicas en el taekwondo y en la práctica del poomsae. Como podemos observar está investigación es un ejemplo que me parece hay que considerarlo con gran seriedad como una poderosa herramienta para presentar el perfil de habilidades psicológicas de los taekwondoínes, en cualquiera de sus etapas, ya sea la formativa o la de alto rendimiento, ya sea en Kyorugui o en el Poomsae.

Además nos muestra elementos valiosos para los hábitos de entrenamiento psicológico y la relación que estos elementos puede tener con el éxito deportivo. También hay que decir que en todas las habilidades evaluadas, la muestra global presenta valores por encima de la media escalar, siendo todos ellos moderados. Esta investigación nos indica que los taekwondoínes presentan en sus habilidades psicológicas, valores aceptables aunque claramente mejorables. Estos resultados son consistentes con los encontrados por Carazo y Araya (2010).