Eva

Views: 702

         En conmemoración del 8M

Ella, la parra trepando la caliza,

los ojos de cierva,

dueña del paraíso sin semillas,

Madre de los hijos de la tiranía

en aquel cuando de la desobediencia furtiva.

Ella, siempre en la mira,

codicia del mal, criatura divina,

se hizo de huesos, barro y lujuria,

luego escribió el mito de la costilla

para cubrirse de gloria sin recibirla.

Ella, tejió con ramas

un nuevo árbol de la sabiduría

para vestirse con él de manzana prohibida.

Ella cargó a Adán mientras dormía,

lavó sus pies, sus pasos y su fortuna,

después esperó la lluvia desnuda.

Ella (Yo, todas)

 se convirtió en luna.