Fandango jarocho en Casa de Susi

Views: 662

Luna blanca registra los diferentes tamaños de las jaranas, integra sonidos del cajón y comienza el zapateado.

El grupo Son de Pozol de Chiapas convocó en el centro de Toluca en Av. de los maestros 237, Estado de México a celebrar todas las formas de arte a través de un emotivo Fandango Jarocho en honor a Susi propietaria del lugar y a quien recordamos con alegría mediante una proyección de su vida donde expresa su amor al arte, a su hijo y a la música.

Pasando las seis y media de la tarde comenzaron a llegar las jaranas y requintos; los amigos que arribaron hicieron una noche multidisciplinaria.

Alejandro Solís Martínez, organizador del fandango junto con sus hijos  Aritz Itzman Solís Velasco, Moa Mahaú Solís Velasco, recibieron a los admirables asistentes; Lorenzo Nava Nava, Flor Tapia, Marco Antonio Escobar Maldonado, Diana, Jorge, Cris Mejía, Diana, Gaby, Tere Rodríguez, Luis Barrientos todos rodeando la tarima donde las letras crecían y se transformaron en Son, donde el Son con su potencia erizaba las pieles, el alma y el momento.

Simultáneas luna y fogata, simultáneos Son, Moa y su zapateado, el fandango y la creación con la energía y explosión de color de Julio César Guzmán, Marion Lang, y otros artistas quienes representaron la identidad, la belleza musical de Veracruz, la vida y muerte, los rostros y las energías; magistral  intervención de Hagamos Vías.

 

Vuela vuela, vuela

vuela pa la playa

que mañana nos veremos

cantando la guacamaya.

La guacamaya

 

Sigue la fiesta de la creación y el movimiento, la celebración del sonido, el curado de fresa y avena, el pulque, los tamales, las artesanías, la representación de nuestra identidad, desde el estado Veracruz para el mundo el fandango jarocho como fomento de la música, el verso y las artes traídos desde la región de Sotavento.

Dimensión de cultura, ritmos y formas nace en la intervención desde la acción de la vida misma, la energía; de dulces de amaranto y el movimiento es el éxito de vivir el Fandango.

Deseado extender la alegría, continuar el fandango en Casa de Susi donde todos ustedes serán bienvenidos.