FRANCISCO VILLA EN TOLUCA

Views: 272

En el centenario del asesinato del general José Doroteo Arango Arámbula, mejor conocido como Francisco Villa, el Centauro del Norte, uno de los principales jefes de la Revolución Mexicana, además de personaje importante de la cultura de México, se realizó la charla: Ventana al pasado, despertando recuerdos, dictada por el historiador Carlos Serrano Cuenca, con los comentarios de los miembros de la Fundación Visión Villista, descendientes del general Villa: Francisco Villa Campa, Tomás Villa Córdoba (nietos), los hermanos Martín y Francisco Villa García (bisnietos).  En la biblioteca pública municipal José María Heredia de Toluca.

La charla inició con una crónica de la fuga de Francisco Villa de la prisión militar de Santiago Tlatelolco, el 25 de diciembre de 1912 y su paso por Toluca para llegar a la frontera norte, Carlos Serrano dio pormenores de cómo y dónde llegó Villa para escapar de sus captores en momento donde los federales estaban por todo el país para atacar y capturar a los revolucionarios. Mencionó que para llegar a Toluca debió pasar por varios retenes de los que pasó desapercibido, pues su fuga no había sido notificada en la cárcel todavía. A Toluca llegó a una casa de huéspedes ubicada en lo que hoy conocemos como la calle Belisario Domínguez, en el corazón de la ciudad. El historiador relató cómo Carlos Jáuregui, el acompañante de Villa planeó la huida con detalle además de las precauciones para que el general pudiera llegar a la estación de tren de Palmillas, con rumbo a las cercanías de Celaya, Guanajuato.

Serrano dio más pormenores del viaje y dio el micrófono a los miembros de la fundación Villista, Francisco Villa García remarcó la importancia que tuvo el hecho de que su bisabuelo hubiera logrado su paso por Toluca para continuar con la lucha revolucionaria que encabezaba, mientras que Martin Villa García señaló que es preciso documentar y rescatar estos detalles de la historia que como decía su hermano, son cruciales para la del país y del lugar donde se suscita, en este caso Toluca.

A la sesión de preguntas y respuestas surgió una ¿Cómo ven el Villismo ahora? Para responderla Francisco Villa García comentó que el Villismo sigue vigente en varios estados y que el legado de su bisabuelo en términos de sus ideales revolucionarios, siguen presentes en muchos pueblos y concluyó diciendo: La gente que construimos este país es el Villismo.

Tomás Villa Córdoba invitó a que a que el personaje de su abuelo fuera olvidado, lo que debe perdurar es el Villismo, la lucha que inició el general Villa, que no se convierta en bandera, pues fue un personaje fugado, que toda su vida estuvo huyendo y que incluso muerto siguió siendo perseguido hasta el punto en que no se sabe dónde quedo su cabeza. Villa Campa concluyó diciendo que la lucha de su abuelo era movida por la unión de fuerzas de los hermanitos mexicanos como los llamaba su abuelo, sin ningún tipo de divisiones todos unidos.

La charla terminó con la invitación a conocer al Villismo, a través de la página de la editorial División del Norte y de la Fundación Visión Villista. También se les obsequió a los asistentes el libro El Espíritu de Villa de Martín Villa.

La crónica del Paso de Villa por Toluca está disponible en la página de Facebook Ventana al pasado, despertando recuerdos que coordina el historiador Carlos Serrano.