+ Incidirá la Nueva Guerra Cristera en la Elección Presidencial 2024; el Toluca brilló 15 minutos; con Maribel Góngora

Views: 904

La frase:

Nace una nueva esperanza en el Toluca. Ojalá se concrete.

BUENOS DESEOS

 

DESTACADA ENTREVISTA: La mujer ha sido un factor predominante para la recuperación del empleo, luego de la caída que se tuvo a raíz de la pandemia, asegura la secretaria del TrabajoMaribel Góngora Espinosa, quién manifiesta que al primer trimestre del año se generaron 24 mil empleos formales.

En la entidad se apuesta por la paz laboral, pero también por una paridad de género al interior de las empresas que hoy abren más espacios de desarrollo a las mexiquenses.

La entrevista completa en centralmunicipal.mx/nacional/2022/07/02/la-mujer-es-un-pilar-en-la-recuperacion-del-empleo/

Maribel Góngora

TOLUCA DE DOS FASES Y POR POCO LE EMPATAN

Cuanto el árbitro Fernando Hernández expulsó a Marcel Ruiz, gracias al VAR del antitoluco Adonai Escobedo –aunque si hubo agresión a Ozziel Herrera– el equipo choricero a su vez, ya había expulsado su mejor futbol, que sólo duró 30 minutos, para tras matar la ilusión de sus seguidores, mostrarse como el equipo del pasado campeonato y casi permite el empate del Atlas, a no ser por acciones de Volpi y de Huerta que así lo impidieron.

Los rojos, que retornaron al clásico uniforme de los años cincuenta, comenzaron a tambor batiente, supongo yo con el futbol que pretende Nacho Ambriz y así, tan solo en 15 minutos estaban 3 por cero frente al bicampeón tapatío. Jugaron con frenesí y a un ritmo endemoniado, que no supieron mantener, bien sea por falta de condición física, bien por falta de condición anímica.

Cierto, el Atlas también juega, sobre todo cuando lo dejan jugar y eso fue lo que pasó, porque cuando el Toluca no le dio la opción, el Atlas era un equipo desconocido. ¿Por qué dejaron de hacer esas jugadas a un toque? ¿Por qué dejaron de imprimir esa velocidad que sorprendió al conjunto campeón? Nada más Ambriz y sus jugadores lo saben.

El primer gol, un poema de bien jugar, entre Meneses por el lado izquierdo, Marcel Ruiz casi al centro y este dio a la llegada de Fernández que venció a Camilo Vargas, al minuto 3.

Luego al minuto 9Meneses de nuevo por el lado izquierdo, nos recordó a Vicente Sánchez en su mejor época, habilitó a Navarro quien fue un auténtico dínamo al ataque y anotó.

El tercero al minuto 14, falta sobre Meneses, la cobra Leo Fernández y entra al remate de cabeza Valber Huerta. Una jugada de pizarrón bien ejecutada. En el inter pisotearon a Angulo pero ni el árbitro ni el VAR se dieron cuenta de ello.

El novel Jesús Ocejo que ya había lanzado un tiro fallido, aprovechó el pase de Reyes y venció a Volpi, tras un garrafal error de Claudio Baeza, al perder el balón. El palo se encargó de evitar el gol de Ozziel Herrera al minuto 72. Pero antes el árbitro perdonó a Aníbal Chalá en su falta ante Meneses que ameritaba una segunda amarilla.

En la segunda parte, el árbitro con ayuda del VAR expulsa a Marcel Ruiz por falta Ozziel HerreraTiago evita un gol de Flores y Valber Huerta despeja desde la raya un tiro de Rocha.

Finalmente el Atlas anota su segundo gol al minuto 83, cuando Reyes cobra un tiro de esquina, Santamaría prolonga de cabeza y anota Aldo RochaAmbriz hizo cambios, pero estos no se notaron, el Toluca disminuyó claramente su rendimiento, aunque ganó el partido, pero…. Deja muchas dudas aún.

 

Incidirá la Nueva Guerra Cristera en la Elección Presidencial 2024

Fiel a su costumbre de retornar al pasado en su responsabilidad de gobernar, el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene ya en la agenda un grave conflicto con la Iglesia Católica Mexicana, como sucedió con Benito Juárez García y con Plutarco Elías Calles, que para algunos es provocado por el propio AMLO,  y sin duda repercutirá en el proceso sucesorio de la elección presidencial del 2024.

El gobierno de la Cuarta Transformación nació confrontado con la jerarquía católica de México al arribar al poder de la mano con las iglesias evangélicas, sin importar el estatus de Estado Laico que ordena la Constitución Mexicana ni la tradicional buena relación con la religión mayoritaria del pueblo mexicano.

Si algo molesta a los jerarcas católicos mexicanos es que el presidente Andrés Manuel López Obrador asuma roles de predicador religioso desde su púlpito mañanero de Palacio Nacional, sobre todo cuando utiliza al Papa Francisco como escudo protector para criticar al clero nacional, o de plano las frases de Jesucristo.

Un primer desencuentro público entre la Iglesia Católica y el gobierno de la Cuarta Transformación se suscitó con la distribución de la Cartilla Moral por parte de las iglesias pentecostales, por asumir intención de restar autoridad moral religiosa y, en consecuencia, se negaron a participar en la promoción de tal documento laico.

Desde la Fe, publicación oficial católica puntualizó el sentir católico: al promover los valores desde una instancia de gobierno se corre el peligro de la banalización y puede tomar derroteros de la demagogia. También se calificó de anticuado el contenido del documento elaborado por Alfonso Reyes. Y se reprobó la decisión de utilizar a la religión en un proyecto político.

Nada bien cayó tampoco, ni entre el clero mexicano ni en el Vaticano mismo, la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador al Papa Francisco, para que pidiera perdón a los pueblos originarios de México por los abusos durante la Época de la Conquista hace ya 500 años.

Pero la expresión máxima del desencuentro entre Iglesia y Estado en México, vino con el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en el templo del Sagrado Corazón de Jesús, en Chihuahua, tras lo cual se lanzó un enérgico llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador, como es el clamor popular, a revisar su plan de seguridad, porque los abrazos ya no alcanzan, aludiendo a su estrategia de abrazos, no balazos ante los grupos del crimen organizado en todo el territorio nacional y con lo cual se multiplica el reguero de sangre en toda la nación.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no ha querido moverse ni un ápice en su decisión de cero confrontaciones con el crimen organizado, de plano acusó a los clérigos mexicanos, de estar apergollados de la élite conservadora del país para mantener privilegios.

En el posicionamiento de la Iglesia, el sacerdote jesuita Javier Ávila, arrancó aplausos cuando advirtió que México es un país invadido por la violencia y por la impunidad, lo cual molestó en demasía en Palacio Nacional, desde donde se pregona con la bandera del combate a la corrupción y a la impunidad.

La Iglesia Católica Mexicana considera que el crimen organizado tiene un plan específico para disminuir la presencia del clero católico en las comunidades del territorio nacional, como lo prueban los cincuenta sacerdotes asesinados, a partir del gobierno de Felipe Calderón y que se ha agudizado en el actual de Andrés Manuel López Obrador por su política de no confrontación con el crimen organizado, porque además de los asesinatos se registran extorsiones, torturas, amenazas de muerte, secuestros, robo de arte sacro y profanación de templos.

La exigencia de la Iglesia Católica para que se cambie de estrategia contra el crimen organizado, se fundamenta en el hecho de que más del setenta por ciento de los homicidios en México están relacionados con estas bandas, de acuerdo con un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Apenas hace unos días, el Cardenal de GuadalajaraFrancisco Robles Ortega narró que, junto con su comitiva, son detenidos frecuentemente en retenes de las bandas delincuenciales, lo cual demuestra un acuerdo implícito con las autoridades para que operen de esa manera, cuando tienen el encargo y la encomienda legal de proteger a la ciudadanía.

Son retenes donde operan con armas largas, de grueso calibre y se exige a los religiosos pedir autorización al encargado de la plaza, para poder llevar cabo las fiestas patronales, pero también aportar el cincuenta por ciento de lo recaudado en tales festividades, sin que las autoridades civiles intenten poner orden.

Es por eso que ante la creciente ola de violencia que se vive en México y ante la negligencia de las autoridades, el Cardenal tapatío Francisco Robles hizo un llamado a la ciudadanía para que no se normalice este tipo de situaciones: ni de amenaza por parte de los criminales, ni de negligencia por parte de la autoridad.

Para el poeta Javier Sicilia, víctima de la delincuencia al igual que la familia LeBarón, y que se han cansado de pedir audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obradorvivimos en un país atravesado por el horror, donde crueldades que se dieron y se dan en campos concentracionarios se llevan a cabo de manera dispersa y sistemática a lo largo y ancho del país, y lo es aún más porque después de tantos años de relatos e imágenes espantosas hemos aprendido a hacerlo parte de nuestra vida diaria.

Tiene razón el poeta, cuando afirma que la única forma en que podemos escucharlo y ser interpelados por él, es haciendo un profundo silencio. Sólo así es posible escuchar, ver y sentir eso incomunicable que está en el ropaje mismo del horror y la muerte, porque es urgente devolverle la gobernabilidad a México, ¿no le parece a usted, estimado lector?