La literatura popular me parece muy buena; la buena literatura es insoportable: Fernando Savater

Views: 1367

En distintas ocasiones nos hemos visto, tanto en la Fil de Guadalajara como en la ciudad de Toluca, en donde vino para dictar una conferencia en el SMSEM. Ésta es una de esas entrevistas con el autor de Ética para Amador, libro del que me dice lo siguiente:

Lo escribí en 1991, porque muchos profesores de Filosofía necesitaban un texto base para la asignatura de Ética, que fuese una alternativa real al del libro de la Religión.

Le puse Ética para Amador, a fin de quitarle el tono académico y aproveché el nombre de mi hijo. En realidad es un libro de 9 capítulos dedicado básicamente a los adolescentes.

¿Por qué no siguió la profesión de su padre, notario?

Nunca he querido trabajar, entonces tenía que buscar algo por lo que me pagaran por hacer lo que me gustaba, que no era verdaderamente para mí trabajo, leer, escribir, hablar, para mí no son trabajos, no lo podía decir en voz alta, porque sino, no me hubieran pagado, tenía que fingir que eran muy costoso y laboriosos.

Lo que no hubiese sido capaz de hacer es un trabajo en el sentido rutinario, burocrático, a mi padre tampoco le gustaba estar de notario, te puedo decir que él era un notario bastante contra sus propios deseos.

¿Entonces no hubo rasgo de protesta al respecto?

Al contrario, le pareció en aquella época que optar por la carrera de filosofía era una cosa un poco exótica en España, era una carrera que sólo tomaban las chicas y los curas que se salían del seminario, para aprovechar el latín.

Entonces una persona así, laica, era un poco raro, pero bueno.

¿Cómo logró conjuntar Fernando Savater la literatura popular con la académica o la buena literatura?

La literatura popular, me parece muy buena literatura y mucho de lo que se llama buena literatura me parece insoportable, nunca he tenido supersticiones, lo mismo que no tengo supersticiones en el terreno gastronómico, es decir que no me fío de la alta cocina, me parece malísima y me gusta más la comida popular por el mismo modo me pasa la literatura, no me siento obligado por las suposiciones de los críticos.

Me da gusto siempre hacer una carrera relacionada con literatura más que con filosofía, lo que pasa es que cuando pude elegir, no existía en España la carrera de literatura, literaturas comparadas, antes no lo había, hoy la hay.

Lo más parecido que había a lo que a mí me gustaba era filosofía.

¿Qué expectativas creativas como pensador te dejó tu afición al teatro?

El teatro ha sido una afición, es el género literario más basado en la argumentación y en la palabra que hay, tal como lo entiendo, que no es como se entiende siempre, pero entiendo al teatro como algo basado en decir, argumentar, es decir en la escucha.

El espectador del teatro tiene la obligación de escuchar, que es una cosa que hoy hace… y nadie hace en otros medios.

Me parece que eso es lo que le da una cierta fuerza, quizá mis obras son un poco discusivas o argumentadoras, porque eso es lo que me gusta, me gusta el teatro que está basado en la palabra.

¿Por qué se elimina la cultura o la literatura popular de las universidades?

Porque supongo que eso se considera, en todas las formas de enseñanza el placer resulta peligrosos, cualquier cosa que uno dice, que hace por placer o por gusto, inmediatamente los demás lo miran con suspicacia.

Claro que literatura popular se basa en el placer que produce, no dignifica, no da estatus, no sirve para pavonearse un poco sobre los demás, sino simplemente se justifica por el placer que produce al lector y eso es demasiado simple o humilde para gustar en la academia.

¿En el pleno siglo XXI estamos en el retorno del mí mismo?

El mí mismo en un sentido nunca se ha ido y en un sentido nunca está presente, es decir la sospecha de que el mundo de alguna forma, de que todas las justificaciones y legitimaciones, etcétera en lo que buscamos y queremos, no tienen una base o tiene una base arbitraria y por lo tanto no está apoyado en nada concreto, eso es financiado permanente, los seres humanos siempre se han dado cuenta de que fuera de lo que ellos quieren, pactan, etcétera no hay nada, no hay por qué ni respetar ni dejar de respetar.

Por lo tanto, creo que eso a algunos los lleva al mí mismo a otros los lleva a decir, si la base de las peticiones humanas son el resto de los humanos, bienvenida sea, eso es algo que tiene un peso.

¿Nos está invirtiendo el automatismo?

No, creo que no. Hay más posibilidades de prótesis útiles, los seres humanos siempre han buscado prótesis que les ayuden, la rueda es una prótesis para ayudar a las piernas de una reprisa y los seres humanos nunca han desdeñado una posibilidad de algo que prolongue sus capacidades.

La vista por el telescopio, microscopio, la rueda, por la velocidad, los misiles por los puños, ahora tenemos más medios nada más.

¿Cómo piensa la juventud española, tiene futuro?

La juventud española, eso le contestaría como a Churchill, cuando un día le preguntaron qué piensa usted de los franceses, dijo no sé, no los conozco a todos, a mí me pasa lo mismo, la juventud española no los conozco a todos, entonces piensan cosas distintas y tendríamos que preguntarles.

En todo el mundo estamos hablando del crack financiero, del crack económico, en cuanto a pensamiento, estamos viviendo un crack similar.

No, el crack financiero, el crack de pensamiento tiene sus problemas, sus dudas, pero en fin sólo ponen en peligro la estabilidad eventual de algunas conciencias, pero el crack económico pone en cambio en duda o fragiliza la vida de las personas, la productividad de las industrias, creo que es más peligroso.

¿Se han devaluado los valores de la humanidad?

No, no sé ni qué significa eso, los valores siempre están ahí, la crisis de valores qué quiere decir esto, los seres humanos precisamente tienen sus valores a partir de las crisis, es decir si todo fuera bien y nos comportáramos de una manera excelsa, nadie hubiera inventado nunca la ética.

La ética, los valores surgen de las cosas que no funcionan como debieran y que suscitan, en nosotros, el deseo del ideal, de que lleguen a ser como debieran ser, entonces sin crisis no hubiera valores, la respiración nunca entra en crisis, porque todos respiramos automáticamente sin perdérnoslo y que a nadie se le ocurre negar la importancia de respirar.

¿Por qué Voltaire es uno de sus autores favoritos?

Porque escribe muy bien y porque tiene sentido del humor.

¿Acerca de esta crisis económica que estamos viviendo, de la noche a la mañana, desaparecieron millones de dólares, por qué será?

De economía no sé nada, pero también me hice la misma pregunta, siempre se oye decir se baja la bolsa, pierde, bueno alguien estará ganando, porque alguien está comprando y se está llevando lo que los demás pierden, porque es un sistema de gana o pierde.