LA UNPF RECHAZA SOBRERREGUACIÓN DE ESCUELAS PARTICULARES

Views: 421

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) externó su rechazo al proyecto de Norma Oficial Mexicana NOM-237-SE-2020, al considerar que esta generará una “sobrerregulación” en la educación particular que derivará en el incremento de costos, cuotas y afectaciones que, inevitablemente, “terminarán pagando los padres de familia”.

En conferencia de prensa, Luis Arturo Solís Bravo, Vicepresidente Nacional y Encargado de la Oficina de Presidencia, puntualizó que el proyecto elaborado por la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía es “inoportuno” pues a consecuencia de la pandemia, aproximadamente el 41.66% de las escuelas particulares han tenido que cerrar sus puertas.

“Como consumidores de los servicios de educación particular, podemos ver claramente que los efectos secundarios de esta NOM 237 serán: el aumento de costos de operación de las escuelas particulares, costo que inevitablemente se trasladará a los bolsillos de las familias mexicanas, y la desaparición de escuelas en el marco de la emergencia sanitaria generada por el COVID19, lo que terminará afectándonos también”.

“La norma excede la regulación económica de la relación entre particulares respecto a servicios educativos. Se parte de un desconocimiento del funcionamiento administrativo que afectaría a las escuelas particulares y, por tanto, a la educación en general”, acotó.

Explicó que el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios sirve para combatir las llamadas “escuelas patito”, mientras que el proyecto norma aplicará a todas las escuelas, y advirtió que, aunque la Secretaría de Economía junto con la Profeco están llevando a cabo mesas para discusión de la norma NOM 237, “tenemos conocimiento que su consideración hacia la escuela particular está siendo agresiva, pues no están escuchando a esas instituciones ara llegar a un punto de equilibrio”.

“Tendría el gobierno que incentivar a la escuela particular para generar mejores procesos y coadyuvar para otorgar una mejor calidad en la educación, y no generar este tipo de condiciones que desafortunadamente van a traer una consecuencia negativa para la propia educación”, puntualizó

Leticia Velázquez, coordinadora de la UNPF en Puebla, subrayó las prioridades y necesidades para garantizar el derecho a la educación por parte del Estado. “Más que la norma o el mismo regreso a clases deberían preocuparnos tres cosas: el cierre de escuelas, la baja inscripción que están reportando las escuelas, tanto particulares como públicas y la deserción, que es una tragedia para nuestro país. Ahí es donde debemos enfocarnos”.

Por ello, consideraron que lejos de implementar esta norma que requeriría la “certificación” con costos que deberán absorber los padres de familia, “pedimos a las autoridades correspondientes el apoyo para las instituciones educativas particulares a través de incentivos, para que se desarrollen, fortalezcan su oferta, innoven y generen alternativas tecnológicas, virtuales, presenciales y mixtas, más allá de sobre regularlas, porque estamos seguros de que eso no conviene a nadie; ni a las familias mexicanas, ni a la escuela particular, ni al propio gobierno en sus diferentes niveles”.