MISIÓN RESCATE VE MÁS PROBLEMAS QUE BENEFICIOS CON LA REFORMA ELÉCTRICA

Views: 358

La Reforma Eléctrica impulsada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, provocará un aumento en el costo del servicio, lo que perjudicará a las empresas e impactará de manera directa a la economía de las familias mexicanas, advirtieron integrantes del movimiento Misión Rescate México.

En conferencia de prensa virtual, detallaron que de ser aprobada la reforma eléctrica, ocasionará aumentos en la generación de energía por más de 60 mil millones de pesos anuales.

Asimismo, señalaron que la desaparición del esquema de auto encarecerá la energía empleada para producir cerca del 14 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, lo que podría generar una inflación descontrolada.

Por otro lado, advirtieron que la energía eléctrica representa el segundo costo más alto para las empresas, por lo que con la eventual entrada en vigor de la reforma, los costos continuarán incrementando, poniendo en riesgo de quiebra a cientos de miles de negocios y los empleos que generan.

Misión Rescate México señaló que, a decir de especialistas, la iniciativa significa un retroceso de hasta 50 años, al convertirse en un monopolio estatal sin ningún contrapeso, ya que la Comisión Federal de Electricidad, tendrá el 54 por ciento de operación y el 46 restante sectores privados.

Y es que la propuesta de iniciativa cancela los permisos de generación eléctrica ya otorgados, y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado; desaparecerá órganos reguladores en el sector energético cómo puede ser: la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía, además, de que elimina los certificados de energías limpias y auspicia el uso de combustibles fósiles, con el consecuente daño en la salud dicen que las familias de México.

Misión Rescate México ahondó que está medida es contraria a los supuestos planes de ayuda a los más pobres del gobierno federal, y ante lo que consideraron un “fracaso en las políticas sociales”, hicieron llamado al gobierno federal a buscar una solución de fondo, convocando a un debate nacional “pausado, serio, en donde la primera condición sea dejar de lado la opacidad, y muestre un diagnóstico claro y sencillo tanto de los costos como de los beneficios de su propuesta”.

Refirieron que también se hace necesaria la participación de especialistas acreditados en la materia, incluyendo investigadores, académicos, exfuncionarios y trabajadores de las empresas generadoras de energía eléctrica.

“El gobierno debe dejar su desesperación por imponer su voluntad solo para concentrar más poder económico y político, pues una reforma energética en este momento de la historia requiere altitud de miras, y una visión de un auténtico estadista por parte del Presidente, que vele por el bien de las generaciones venideras también”, concluyeron.