MODELO HÍBRIDO DE ENSEÑANZA PARA NO PERDER COMPETITIVIDAD: GANEM

Views: 414

Patricia Ganem Alarcón, presidenta de la Comisión de Educación de la COPARMEX Ciudad de México, expresó que la decisión de obligar un retorno general a las aulas de manera presencial ha sido un equívoco como ya se muestra en la realidad, luego de que, en contraposición a la determinación federal, las autoridades educativas de al menos 12 entidades decidieron posponerlo debido al incremento de contagios por la variante Ómicron.

Y es que explicó, “sin una estrategia que pondere la apertura y cierre de aulas por las nuevas variantes del Covid-19, los resultados de la pérdida de competitividad se verán dentro de 5 a 10 años”, de ahí que urgió a la creación de un modelo de enseñanza híbrido para no perder capacidades para la competitividad en los estudiantes de hoy.

Puntualizó que el cierre y apertura de las escuelas es una estrategia que en México debe instalarse ya, porque estamos retrasados más de año y medio, luego de que, en mayo de 2020, cuando todos los sistemas educativos del mundo se encontraban cerrados debido a la presencia más activa del Covid-19, los especialistas ya se planteaban que deberíamos asumir que la recuperación de la normalidad educativa no sería rápida.

Los expertos señalaban desde entonces que, pese al regreso paulatino a las escuelas, éste no se concebía dentro de la normalidad acostumbrada, como ha ocurrido tras la presencia de las variantes Delta, aparecida en la India en diciembre de 2020 y Ómicron que surgió en Sudáfrica en noviembre de 2021; y ahora, con la espera en las siguientes semanas o meses de la más reciente, IHU, que apareció al sur de Francia en los primeros días de este 2022.

En contraste, en México las autoridades de salud y educativas han minimizado los riesgos que las variantes generan y con ello, han invisibilizado la creación de esquemas educativos que ayuden a evitar una caída estrepitosa en los niveles de calidad de la enseñanza.

“Si bien no se ha demostrado que el regreso a las aulas haya afectado a la población de menores de edad, tampoco se puede comprobar que la movilidad de los estudiantes no haya influido en los contagios a mayores de edad, porque en México no se cuenta con geo-referencias que nos permitan confirmar este tipo de contagios”, expresó la presidenta de la Comisión de Educación de la COPARMEX Ciudad de México.

Con ello, consideró que no solamente será la presencia de nuevas variantes la que determine decisiones del cierre o reapertura de instituciones educativas, sino el impacto que tenga sobre la salud de los afectados, especialmente de poblaciones vulnerables, como es el caso de estudiantes que no cuenten con recursos para adquirir apoyos tecnológicos para continuar sus estudios en casa, estudiantes mujeres que deben apoyar en las actividades del hogar mientras los tutores duplican jornadas de trabajo para enfrentar la inestabilidad económica de sus propios hogares, estudiantes de educación inicial y preescolar, estudiantes de educación media y superior que deben incorporarse a las filas laborales.

Patricia Ganem Alarcón aseguró que este panorama debe generar una crítica profunda a la escuela, a la noción actual de currículo y a las formas predominantes de la práctica docente, y, con ello, avanzar hacia modelos educativos cuya preocupación central sea formar personas para la vida, sobre bases solidarias.

Para la presidencia de la Comisión de Educación de la COPARMEX Ciudad de México es necesario, pero insuficiente, el postulado de desarrollar sistemas educativos abiertos y flexibles, que hagan uso de la educación a distancia y se basen en las tecnologías digitales.

“Son preocupantes los aprendizajes en preescolar y primaria relacionados con la lectura de comprensión y procesos de socialización, tan indispensables en estas etapas. En el caso del nivel de secundaria, los aprendizajes que ser relacionan con la autonomía y las habilidades para el estudio, que deben de quedar consolidadas en esta edad. Y qué decir del alumnado que asiste a media superior, que debe trabajar sobre capacidades de dominio de información”, expresa la empresaria de la educación.

Lo mismo ocurre en el caso de la educación superior, que afina información para la toma de decisiones de cada uno de los campos de especialidad en que los chicos han decidido formarse. “Los especialistas señalan que se perderán aprendizajes y se debilitará en los alumnos y las alumnas capacidades de toma de decisiones”, subrayó.

Asimismo, Ganem Alarcón señaló que en un mundo que se debate sobre la solidez de paradigmas que hoy se ponen en cuestionamiento, “no cabe duda que los sistemas educativos deben pensar en una educación menos académica, menos centrada en las disciplinas, y más práctica, más orientada hacia la comprensión del mundo que nos rodea, bajo una perspectiva de resolución de necesidades y problemas de la vida social, política, económica y del ambiente natural”.