¿Qué es una terapia de pareja y en qué consiste?

Views: 728

rocio.bernal2017@gmail.com

Son muchas las parejas a las cuales les cuesta tomar la decisión de acudir a un psicólogo matrimonial en una terapia de pareja. La dificultad se presenta ya que este paso implica admitir que las cosas no son tan perfectas como a primera vista puede parecer. Al estigma que el hacer terapia ya tiene de un principio, se le suma que el acudir por un asesoramiento de parejas no es una práctica común en nuestra cultura.

Por suerte, la psicoterapia de pareja cada vez gana más popularidad ya no sólo en los casos extremos, sino también para solucionar los pequeños problemas que pueden aparecer en una relación.

Cómo bien indica su nombre, una terapia de pareja o terapia matrimonial consiste en un tipo de psicoterapia en la que un especialista ayuda a las dos miembros de una relación romántica a resolver sus conflictos y a mejorar su vínculo en cada uno de sus aspectos. Muchas veces un psicólogo de una terapia de pareja intenta ofrecer a las relaciones conflictivas una solución para que ésta pueda sobrevivir.

Aunque a primera vista nos podríamos imaginar en qué consiste la terapia de pareja, la realidad es que las sesiones son diferentes las unas a las otras ya que el psicólogo matrimonial establece diferentes técnicas psicológicas en función de la relación entre los dos miembros de la pareja.

En la terapia de pareja, los dos miembros de ésta se deben comprometer a luchar por la relación, haciendo esfuerzos conjuntos para ir poniendo en marcha los pequeños cambios que se van acordando y trabajando durante las sesiones. Normalmente las terapias de pareja duran aproximadamente una hora y media. Durante este tiempo se suele trabajar en conjunto, pero muchas veces se necesita tiempo a solas con cada uno, para ello o bien se acuerdan sesiones aparte, o bien durante el mismo tiempo de la sesión se destina un tiempo equitativo para cada uno.

Durante las sesiones se establecen algunas dinámicas para una terapia de pareja para poder facilitar la libre expresión de pensamientos, emociones, necesidades y deseos de cada uno, ayudando a su vez a que la otra persona escuche y entienda a su pareja, y esta se pueda sentir entendida. Durante este proceso el psicólogo actúa como mediador y traductor para que ambos miembros de la pareja se sientan entendidos y validados por el otro.

Respecto al número de sesiones que son necesarias para resolver los problemas de pareja, éstas varían en función de la pareja, del tipo de problemas, y el tiempo que con el que se ha estado conviviendo con esos problemas.

De la misma forma que los problemas en las relaciones amorosas son casi infinitos, las maneras en las que se realiza una consulta de pareja son también diferentes las unas a las otras. Aun así existen algunas pautas que normalmente sigue cualquier psicólogo de terapia de pareja.

1ª Fase: Entrevista inicial y evaluación

El psicólogo matrimonial o de pareja busca esclarecer las causas del deterioro comunicativo y emocional, indagando en aquellos factores que pudieron favorecer o avivar la crisis de pareja. Para ello, entrevistará a los miembros de la misma, empleando dos modalidades: grupal (pareja y terapeuta) e individual (terapeuta y un miembro de la pareja, alternativamente). En esta entrevista de pareja se intentará esclarecer cada uno de los puntos de vista de los dos miembros de la relación.

2ª Fase: Entrevista de devolución

Se transmiten los resultados de la evaluación y se fijan los objetivos de manera conjunta (terapeuta y clientes), aportando información sobre las áreas más vulnerables a trabajar y los puntos fuertes o potencialidades de la pareja.

3ª Fase: Intervención

Se abordan las problemáticas encontradas y se facilitan pautas para su correcta solución a través de algunas técnicas para mejorar la relación de pareja. Estas deberán ser realizadas como tarea fuera de la consulta, pero los dos miembros tendrán la ayuda de ciertas técnicas terapéuticas para poder mejorar sus enfrentamientos, discusiones o riñas.

4ª Fase: Consultas de seguimiento y finalización

Conforme se van alcanzando los objetivos terapéuticos de la psicoterapia de pareja, aumentan los intervalos temporales en lo que se emplaza ésta hasta finalizar.

  1. l. Los plazos aproximados para la consecución final, varían en cada caso específico, pero suelen rondar las 8-10 sesiones de media. El tiempo invertido en la terapia de pareja es finito (8-10 sesiones), pero las estrategias aprendidas pasan a formar parte de las personas, por lo que perdurarán para siempre.